Diego descarta nuevos recortes "de momento" y cree que las medidas que se han tomado son "suficientes"

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha asegurado este martes que "de momento" descarta nuevos recortes, pese a que las cifras de déficit que se han conocido ayer son "terroríficas", porque considera que las medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno regional "son suficientes".
Diego En El Palacio De Festivales
Diego En El Palacio De Festivales
EUROPA PRESS

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha asegurado este martes que "de momento" descarta nuevos recortes, pese a que las cifras de déficit que se han conocido ayer son "terroríficas", porque considera que las medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno regional "son suficientes".

"Voy a procurar gestionar el presupuesto con los esfuerzos que ya hemos planteado a la sociedad cántabra y voy a intentar llevar el barco que es Cantabria al buen puerto que es terminar este presupuesto con le déficit que se nos ha marcado, sin tener que hacer más recortes ni más esfuerzos sobre añadidos", ha asegurado.

Diego se ha referido al déficit de Cantabria, que alcanzó en 2011 el 4,04% del PIB, al ser preguntado por la prensa por este dato en dos actos a los que ha asistido esta mañana: primero en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), y después en la I Jornada de Cooperación Empresarial Getting Contacts! Santander, que se ha celebrado en el Palacio de Festivales.

"De momento, descarto nuevos recortes y voy a gestionar con lo que tenemos", ha asegurado en este último lugar, "sabiendo", ha agregado, que "las cifras de ayer son terroríficas". En este sentido, ha señalado que "es preocupante" y "un disparate" que la comunidad haya ingresado 1.850 millones de euros y gastado "560 millones de euros más" en 2011, y "que lo venga haciendo desde hace varios años".

"Hemos tomado medidas" y "creemos que esas medidas son suficientes", ha recalcado Diego, que ha señalado que confía y espera gestionar "de manera adecuada, prudente" y "acertada", y en que "no haya necesidad de aplicar nuevos recortes".

Previamente, en la UNED, ha precisado que el presupuesto regional es "un presupuesto vivo", "y éste como ninguno", porque se tiene que adaptar a "nuevas y distintas circunstancias". "¿Qué haya que dar nuevos pasos en el futuro?, pues ya lo veremos, pero no los anticipemos", sino que "vamos a trabajar con lo que tenemos", y a hacerlo "con seriedad, con rigor", como en su opinión "no se ha hecho hasta ahora".

En este sentido, ha considerado que el citado desajuste entre lo que se ingresa y lo que se gasta es "absolutamente insostenible" y "es imprescindible corregirlo".

"Para mí es tremendamente desagradable gestionar esa miseria", ha recalcado Diego, quien ha asegurado que le "hubiese gustado hacer mucha cosas que traía en la cabeza", pero que "tendrán que demorarse en el tiempo", porque "hay prioridades", que son la educación, la sanidad y la atención a la dependencia.

El presidente ha recordado asimismo que el incumplimiento del déficit conlleva "posibles castigos" por parte del Gobierno de España, y ha señalado que cumplir el objetivo acordado va a permitir que Cantabria acceda a unos prestamos que "nos van a permitir hacer frente a las obligaciones" contempladas en el presupuesto. "Y eso es también generación de economía, de responsabilidad ante terceros y garantía de prestación de servicios de calidad", ha subrayado.

Por tanto, ha insistido, el Gobierno regional ha planteado "fórmulas" para corregir el déficit, las que ha creído "las únicas posibles", aunque "habrá otras"; unas fórmulas que "pasan por pedir más trabajo y más esfuerzo, y no por otros sacrificios que pasarían por pérdida de calidad en los servicios".

"reordenar" el sector público

Por su parte, la consejera de Economía, Cristina Mazas, que ha asistido con el presidente a la Jornada de Cooperación Empresarial ha señalado que las cifras conocidas ayer "corroboran" parte de lo que venía planteando el Ejecutivo regional sobre el objetivo de déficit y su "incumplimiento".

Un incumplimiento, ha explicado que viene provocado por la imputación de facturas "en el cajón", parte de las cuales no fueron contabilizadas por el anterior Gobierno; por la inclusión de las pérdidas de "casi 50 millones de euros" del sector público empresarial y fundacional, y por los ajustes presupuestarios que ha habido que realizar el año pasado.

Por ello, y para "garantizar" los servicios públicos básicos, hay que "reordenar" el sector público empresarial y fundacional para que "no se pierdan 50 millones de euros todos los años". Además, ha dicho, hay que reconocer a efectos de déficit la deuda que "no ha sido reconocida durante varios ejercicios" en el Servicio Cántabro de Salud, y "poner los medios" para que "se pueda pagar".

Según Mazas, tal y como ha señalado Diego, las medidas tomadas por el Gobierno son las "adecuadas", si bien hay que tener en cuenta el "techo de gasto" y las previsiones de los Presupuestos Generales del Estado de 2012, donde se van a dar los ingresos para las comunidades autónomas.

En ese "escenario", aunque "hemos sido prudentes" en la gestión de los ingresos, ha precisado la consejera, "tendremos que ver la evolución presupuestaria de aquí a final de año". "Es la incógnita que podríamos tener de aquí a marzo", ha apostillado. ICAF

Sobre la consolidación a efectos de deuda del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF), ha señalado que en la carta en la que el Banco de España lo considera así se alude a que "todas las operaciones" que realiza este instituto han sido con el sector público, y "curiosamente" la única que "no consolida" es la que lleva a cabo con el sector privado, la de la empresa Sonkyo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento