Huellas reclama al Ayuntamiento espacios y horarios para soltar a los animales

Huellas Cantabria ha salido al paso de las declaraciones del portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, Antonio Gómez, con motivo de las movilizaciones que este colectivo está llevando a cabo contra la reforma de la ordenanza municipal sobre tenencia de animales domésticos, y ha reclamado espacios para soltar a los perros similares a los existentes en ciudades como Bilbao o Gijón.
Protesta Contra La Ordenanza De Perros De Santander
Protesta Contra La Ordenanza De Perros De Santander
HUELLAS CANTABRIA

Huellas Cantabria ha salido al paso de las declaraciones del portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, Antonio Gómez, con motivo de las movilizaciones que este colectivo está llevando a cabo contra la reforma de la ordenanza municipal sobre tenencia de animales domésticos, y ha reclamado espacios para soltar a los perros similares a los existentes en ciudades como Bilbao o Gijón.

Huellas explica en una nota de prensa que el concejal justifica la subida del importe de las sanciones poniendo como ejemplo a Bilbao o Gijón, pero "omite" que en estas ciudades hay habilitados espacios en parques, playas y otros lugares y/u horarios en los que se permite soltar a los animales, "que es precisamente lo que pedimos y de lo que carecemos en esta ciudad".

Espacios en la ciudad, en plural, y horarios de "poco tránsito", añade, donde los perros puedan ir sueltos, siempre bajo la vigilancia de su responsable y cumpliendo las medidas de higiene pertinentes. "No todo el mundo dispone de coche para desplazarse al extrarradio o salir de la ciudad. No estamos pidiendo poder soltar a nuestros amigos siempre y en todas partes, estamos reclamando algo que nos pertenece como ciudadanos", añade Huellas Cantabria.

El colectivo se pregunta también cómo justifica el Ayuntamiento que la cuantía de la sanción por llevar al perro suelto en muchas ocasiones sea superior al hecho de abandonarlo, "ignorando por completo la problemática que supone el abandono de animales en esta ciudad, que da como resultado que se tenga que contratar a una empresa privada que recoge y sacrifica, y que dicha contratación suponga un importante gasto anual para las arcas municipales".

Por otro lado, Huellas Cantabria se pregunta "a qué convivencia se refiere" Gómez cuando afirma que la reforma no es una medida recaudatoria, sino que con ello se pretende mejorar la convivencia ciudadana. "¿Cree acaso que las personas incívicas por llevar a sus perros amarrados van a recoger sus excrementos por este hecho?", pregunta.

Asimismo, señala que la reforma de la ordenanza en 30 días no recibió alegaciones "por el simple hecho de que el periodo de un mes, es claramente insuficiente para que todos los ciudadanos con animales a su cargo puedan conocer dicha reforma". "Es precisamente de lo que nos estamos encargando desde este colectivo, informar y movilizar a quienes se preocupan por sus compañeros no humanos y así conseguir un cambio en esta absurda en injusta ordenanza", añade.

Por último, Huellas Cantabria afirma que seguirán haciendo protestas "cada vez más numerosas periódicamente", continuarán con la recogida de firmas que ya supera las 600 y que "no cesará hasta conseguir espacios y franjas horarias para que los perros puedan jugar, correr y relacionarse con sus congéneres para poder así ser animales equilibrados y que su presencia no suponga ningún problema de convivencia". "Para esto, y para que las sanciones por abandonar a su suerte a un inocente, sean notablemente superiores", apostillan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento