La "excelsa" colección de Reproducciones Artísticas se abre al público en Valladolid tras 40 años sin sede estable

San Benito el Viejo exhibe 270 de las 3.000 obras de la colección y con su apertura el Museo de Escultura alcanza las 6.000 piezas
María Bolaños explica 'El Hermafrodita Borghese' A Prieto y las Autoridades
María Bolaños explica 'El Hermafrodita Borghese' A Prieto y las Autoridades
Europa Press

La "maravillosa" colección del Museo Nacional de Reproducciones Artísticas ha abierto al público este martes en la iglesia de San Benito el Viejo de Valladolid, integrada en el complejo del Museo Nacional de Escultura, tras diez años escondida en el almacén del Museo del Traje de Madrid.

El director general de Bellas Artes del Ministerio, el vallisoletano Jesús Prieto, ha destacado la "emotividad" de la inauguración del nuevo espacio que alberga la Colección, con cuya apertura se da cumplimiento a la Ley de Patrimonio Histórico en lo referente a su accesibilidad y conocimiento por parte de los ciudadanos.

Su "satisfacción", por tanto, se sustenta en el hecho de que la "maravillosa colección" de reproducciones, con más de 3.000 piezas y que ha pasado la última década en el almacén del Museo del Traje después de que, en 1961, abandonara su sede en el Casón del Buen Retiro, vuelva a estar abierta al público.

La colección, con una historia "larga" con origen en 1877 y que en 1881 se instaló en el Casón del Buen Retiro, comenzó en 1961 una peregrinación en busca de "casa propia", según lo ha señalado Prieto, quien durante su intervención en el acto ha calificado de "excelsa" y ha ensalzado la "calidad excepcional" de las piezas.

Asimismo, ha subrayado el hecho de que la "extraordinaria colección" haya encontrado en la Casa del Sol su sede estable y que lo haga en el seno de un proyecto museológico, el del Museo de Escultura, que con esta incorporación ve sus fondos duplicados —pasa de 3.000 piezas a 6.000— y que, "único en su género" en España, pasaría a integrarse en las primeras cinco colecciones escultóricas de Europa.

Según los datos aportados por el Ministerio, el Museo de Escultura ha incorporado además a su biblioteca todo el fondo bibliográfico del Museo de Reproducciones, próximo a los 15.000 volúmenes, lo que la convierte en la primera biblioteca española especializada en escultura, con más de 35.000 volúmenes.

La exposición permanente

La iglesia de San Vicente el Viejo exhibe 270 de las 3.000 obras de la colección, que abarca vaciados de arte oriental, barroco y neoclásico pasando por clásico, medieval y renacentista, en un recorrido a lo largo de cinco secciones.

Así, el hilo narrativo comienza en 'La invención de la Antigüedad', dedicada al fervor por lo antiguo del Renacimiento y culminada en el siglo XVIII con los hallazgos de Pompeya o los descubrimientos de Olimpia y Micenas y en la que se pueden contemplar las reproducciones de obras como El Discóbolo, obras del Partenón, Retratos del Fayum, pinturas de Pompeya o las máscaras de Agamenón.

En la segunda sección, 'La Belleza Desnuda', que tiene como protagonista a los cuerpos griegos, se pueden contemplar El Doríforo, la Venus de Médicis o el Mercurio Sentado mientras que en la tercera parada, 'Imágenes del Furor', el espectador puede acercarse al lado "oscuro" de los mitos clásicos —el mundo de la violencia, el éxtasis y la locura— encarnada por los rituales dionisiacos y por seres fantásticos de los que se pueden contemplar, en Valladolid, el Fauno Durmiente, el Centauro, Menade danzante o Pan y Sátiro.

'Sabios y Héroes', cuarto apartado de la colección, versa sobre la antigüedad leída en clave política y moral como fuente de lecciones inspiradoras de actuales reescrituras de la historia y exhibe las reproducciones de obras como Laocoonte, Galo moribundo o bustos de Séneca, Marco Aurelio, Epicureo u Homero mientras que 'Enigmas y Fragmentos', que cierra el recorrido narrativo, aborda la antigüedad como un conjunto de ruinas que en distintas etapas se ha buscado identificar a través de piezas como el Toroso de Belvedere, el Espinario, Ariadna abandonada o el Gladiador de Borghese.

Las reproducciones, realizadas en los siglos XIX y XX, son tanto escultóricas como arquitectónicas, de glíptica, pinturas, artes decorativas y armamento y se realizaron sobre soportes como escayola, papel, metal o vidrio.

Por su parte la Casa del Sol, construida a mediados del siglo XVI y adquirida por el conde de Gondomar, personaje ilustre de la España del Siglo de Oro, ha sido objeto, desde verano de 2011, de las pertinentes obras de rehabilitación para su adecuación como espacio museístico.

La inauguración de la Casa del Sol, a la que han asistido, además, el delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano; el subdelegado en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo; el alcalde y el presidente de la Diputación, Javier León de la Riva y Jesús Julio Carnero; la directora del Museo de Escultura, María Bolaños, y representantes políticos y culturales de Valladolid, entre otros, se celebrará con una jornada de puertas abiertas desde mañana y hasta el día 4 de marzo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento