Smartphones
Varios visitantes comprueban  el funcionamiento de los nuevos terminales en el Congreso Mundial de Móviles (MWC, en sus siglas en inglés). EFE/Alberto Estévez

Telefónica cambiará su modelo de comercialización de terminales que hasta ahora se basaba en la subvención, de forma que a partir del uno de marzo ofrecerá a sus clientes la financiación de los móviles con subvención de intereses y la recompra de los antiguos, informaron fuentes de Telefónica.

La nueva política entrará en vigor el uno de marzo y contempla la financiación de los terminales que adquieran sus clientes de forma que paguen una cantidad al mes, así podrán acceder a un Samsung Galaxy, por ejemplo, desde 10 euros al mes con un máximo de 18 meses.

Para llegar a esta financiación Telefónica ha llegado a un acuerdo con Finconsum, financiera propiedad de La Caixa con la que los clientes concretarán las cantidades a financiar mientras que Telefónica asumirá los costes de los intereses.

La nueva política permitirá que los clientes entreguen el terminal que ya no usan En los últimos meses los operadores españoles en particular y el sector en general han calificado de insostenible la política de subvención de los nuevos teléfonos móviles inteligentes cuyos altos precios han hecho que se incremente notablemente los costes de las operadoras en un momento en que están haciendo grandes inversiones en red.

En el mes de enero Current Analysis, advirtió precisamente de que estaba próxima "la muerte de los subsidios a terminales" debido a los altos precios de los nuevos móviles inteligentes.

La nueva política de Telefónica también contempla la posibilidad de que sus clientes entreguen los terminales que ya no utilicen y reciban a cambio hasta 245 euros al adquirir uno nuevo. Si el dispositivo que entrega el cliente es Blackberry o Sony Ericsson, se añadirán otros 30 euros a la cantidad de dinero abonada por Telefónica.

Estos móviles de segunda mano serán revisados y Telefónica se los ofrecerá a sus clientes a menores precios tanto en España como en otros países de Asia, Latinoamérica o África .

Fuentes de Telefónica han señalado que los clientes de Movistar accederán a una oferta variada de terminales, siempre con mejores precios que los que se ofrezcan a los usuarios que provengan de otras compañías móviles. Añadieron que mantendrán sus planes de fidelización a través de puntos con los que se podrán adquirir nuevos terminales.

Telefónica ha señalado que quiere así mejorar las condiciones de acceso de los clientes a la renovación de dispositivos, mientras continúa invirtiendo en construir la mejor red posible para hacer frente en las mejores condiciones a las necesidades crecientes de utilización de datos.

Descenso en los beneficios

Telefónica ganó 5.403 millones de euros en 2011, un 46,9% menos que un año antes, debido al efecto contable de la revalorización de Vivo en 2010 y las provisiones para el ERE de España. Sin estos efectos, el beneficio habría disminuido un 16,6%, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La renovación del terminal es uno de los principales motivos por los que los usuarios cambian de compañía. En 2011, 5.586.507 usuarios de telefonía móvil cambiaron de operador conservando el número, lo que supone un 15,7% más que en 2010 y sólo en diciembre lo hicieron 528.933, un nuevo récord mensual, según se desprende del último informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones.

Movistar perdió el año pasado 467.300 clientes y su cuota bajó 2,2 puntos hasta el 40,07%; Vodafone restó 310.398, con una cuota del 28,21%; Orange ganó 328.111 aunque su cuota retrocedió ligeramente hasta el 20,21% y Yoigo sumó 779.716 clientes, y su cuota subió hasta el 5,19%.