El joven director Rodrigo Cortés (Ourense, 1973) ha conseguido que Robert de Niro protagonice 'Luces rojas', un 'thriller' en el que da vida a un enigmático mentalista con poderes paranormales que el director define como "una bomba de relojería de apertura retardada", porque con el paso del tiempo plantea muchos interrogantes al espectador.

La película, que se estrena este viernes, se rodó a medias entre Toronto (Canadá) y Barcelona, y en la capital catalana ha sido donde Cortés ha dado alguno de los detalles del filme, que retrata el vivo debate entre los creyentes en lo paranormal y los que se arman de argumentos científicos para rebatirlos.

En la trama, Margaret (Sigourney Weaver) es una investigadora y profesora universitaria empeñada en desenmascarar a los supuestos ilusionistas que presumen de ser capaces hasta de curar enfermedades, mientras que De Niro encara a Simon Silver, el más célebre de esos 'farsantes'.

Cortés, que también ha escrito el guión, ha remarcado que no ha querido plantear una tesis ni imponer nada al espectador, y no toma partido por ninguna de las dos partes, que, según el director, tienen algo en común: "Descartan cualquier cosa que se aleje de la comodidad de sus propias convicciones".

El encargado de dar vida a todas esas dudas y contradicciones es el actor Cillian Murphy, fiel ayudante de Margaret y el auténtico protagonista de la película, "un personaje mucho más inquietante cuando el peso venenoso de la ambición hace oscurecer su carácter", ha señalado Cortés.

El joven director es consciente de que ha conseguido un reparto de lujo y lo ha atribuido a su "tendencia enfermiza" a no autolimitarse.

"La diferencia está entre hacer una lista con los actores que quieres y llamar al séptimo o llamar directamente al primero y esperar a que diga que no", ha dicho.

Pero De Niro no dijo que no, más bien todo lo contrario: tuvo una reacción "muy poderosa" hacia el guión y acabó de convencerse tras asistir a un pase privado de 'Buried', la película que dio a Cortés su reconocimiento internacional.

"Bastaron tres cuartos de hora para comprender que estábamos en la misma nave", ha confesado el director, que otorga a De Niro el mismo peso que al trabajo del resto de su equipo, y recuerda en especial el año de intensa documentación en el que leyó toneladas de material sobre parapsicología.

Al final, el filme tiene una patina de "thriller político de los años 70", con una sensación conspirativa constante y una fotografía fría, aséptica, que sitúa al espectador en un entorno misterioso e incómodo a la vez.

Tras el éxito inesperado de 'Buried' —protagonizada por un Ryan Reynolds encerrado en una caja de madera— Cortés escribió el guión de 'Emergo' con el material descartado de 'Luces rojas', y en seguida llegó la preproducción y el rodaje de esta película, por lo que no ha parado en ningún momento.

"Si me preguntáis sobre mi próximo proyecto os diré que es dormir", ha bromeado, y ha avanzado que necesita tiempo para digerir todo lo vivido en los dos últimos años.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.