La nave Costa Allegra, de la compañía Costa Cruceros y con quince españoles entre los 1.049 pasajeros a bordo, se encuentra a la deriva a más de 200 millas al suroeste de las islas Seychelles, en el Océano Índico, después de declararse un incendio en la popa, en la sala de generadores eléctricos, que ha obligado a proceder al desalojo de la nave.

Según informó en un comunicado la naviera, el incendio, que no se extendió a ninguna otra zona del barco, se declaró en torno a las 09.39 GMT (10.39 hora española) y fue inmediatamente extinguido. "Los procedimientos y el sistema antiincendios de a bordo se han activado y los equipos especiales antiincendios de a bordo han intervenido", afirma Costa Cruceros en un comunicado divulgado en Italia.

Como medida de precaución, se ha dado la alarma de emergencia general a bordo "Como medida de precaución, se ha dado la alarma de emergencia general a bordo. Todos los pasajeros y los miembros de la tripulación que no trabajaban en la gestión de la emergencia se han dirigido al punto de encuentro con las dotaciones de seguridad necesarias", prosigue.

La naviera explica que actualmente se está verificando el estado de la sala de máquinas para saber si se pueden volver a poner en movimiento los instrumentos necesarios para "reactivar la funcionalidad de la nave", desde la que se ha lanzado la "señal de socorro".

En el navío viajaban 636 pasajeros de distintas nacionales y 413 tripulantes y que partió el pasado sábado del norte de Madagascar y se dirigía al puerto de Victoria, en las Seychelles, donde pretendía arribar este martes. También en el pasaje se encuentran nueve componentes de la Marina Militar Italiana.

Este suceso se produce un mes y medio después del naufragio del Costa Concordia, también propiedad de Costa Cruceros, acaecido frente a las costas de la isla italiana de Giglio y que dejó un balance de 25 muertos y 7 desaparecidos.

Apoyo en alta mar

Al lugar se están dirigiendo navíos y remolcadores para ofrecer apoyo al barco. Según informa la compañía, un barco de pesca en alta mar de 90 metros  y bandera francesa (país de nacionalidad de 127 pasajeros del crucero) ha llegado hasta el Costa Allegra y los dos Capitanes están en contacto por radio.

Al amanecer, se evaluarán las operaciones de asistencia que el pesquero puede proporcionar, de acuerdo con el clima y las condiciones del buque.

Además, otro barco de mismas dimensiones está navegando también hacia el Costa Allegra, así como 2 buques mercantes y 2 remolcadores, que llegarán este martes por la tarde.

Según informa en un comunicado la Guardia Costera italiana, que sigue el desarrollo del suceso, el crucero, con ocho puentes y 399 camarotes, se encuentra sin propulsión, pero con los medios de comunicación que funcionan.

El crucero se encuentra sin propulsión Las mismas fuentes explican que todos los ocupantes del Costa Allegra se encuentran en "buen estado de salud" y añaden que ya se ha dado aviso a las autoridades de las Seychelles, desde donde han partido una lancha motora, un avión y dos remolcadores.

Aviso a los familiares

La compañía también ha informado de que ha conseguido contactar conlas familias y parientes de 402 pasajeros y de la tripulación, tanto aquellos quese encuentran en italia como fuera de Europa.

Entre  los pasajeros, además de los 15 españoles, hay 135 de nacionalidad italiana, 127 de nacionalidad francesa y el resto provienen de naciones europeas y de terceros países como Canadá, Estados Unidos, o Brasil.

Costa Cruceros afirma que el Costa Allegra cumple con todas las certificaciones y regulaciones requeridas y que el buque recibió labores de mantenimiento en dique en octubre de 2011.