Los hechos ocurrieron sobre la 01.30 de la pasada madrugada cuando una patrulla procedió a identificar a dos mujeres en las inmediaciones de la calle Beata y San Antonio, en el barrio de Velluters, conocido también como "barrio chino".

Una de las mujeres, de 44 años, habitual de la zona de prostitución, acompañaba a una joven de 21 años, que tiene una incapacidad psíquica del 65%, que llegó a Valencia desde Alicante en busca de una tía, que se desentendió de ella.

Al realizar algunas indagaciones, la joven pidió a los agentes que no la devolvieran a la mujer con la que la habían encontrado, pues, según relató, la había obligado a acostarse con un hombre en una pensión de la calle Viana.

Al parecer, la mujer había cobrado 40 euros por esta cita y había entregado 20 euros a la joven.

Los agentes detuvieron a la mujer, B.S.M., acusada de un delito contra la prostitución y trasladaron a la joven a un hospital, donde quedó ingresada hasta que su madre se haga cargo de ella.