Tras más de dos años de investigaciones en torno a las actividades presuntamente irregulares llevadas a cabo a través del Instituto Nóos y dos meses después de conocerse que el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, había sido imputado en el marco de estas pesquisas, el yerno del Rey se convertirá este sábado en el primer miembro de la Familia Real que declare ante un juez en calidad de imputado.

Los duques de Palma se alojarán en su residencia habitual de MariventLos duques de Palma han llegado esta noche a la capital balear poco antes de las 21.00 horas en un vuelo regular procedente de Madrid y se han dirigido en coche hasta el Palacio de Marivent, la residencia de la Familia Real durante sus vacaciones en Mallorca, a la que han arribado minutos después.

Una treintena de periodistas han esperado la llegada de los Duques de Palma en la puerta principal del palacio, si bien han accedido a Marivent por otro acceso que no es usado habitualmente por la Familia Real.

Los duques de Palma se alojarán en su residencia habitual en Mallorca en las dependencias de Son Vent, adyacentes al Palacio de Marivent, y tienen previsto regresar al Palacio de la Zarzuela, en Madrid, tras la declaración judicial de Urdangarin, que está citado en los juzgados este sábado a las 9.00 horas.

Entrará en coche al juzgado

Urdangarin no entrará este sábado a pie -como es habitual- en los juzgados de Palma para declarar como imputado en una pieza separada del caso Palma Arena. Lo hará en automóvil y por "estrictas razones de seguridad", según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares. La Policía Nacional va a reforzar la seguridad en Palma de Mallorca con el envío desde Málaga de 60 agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), antidisturbios.

En una nota, el juez decano de Palma ha adoptado esta decisión "con carácter excepcional" y tras valorar los requerimientos de seguridad planteados desde la Jefatura Superior de Policía de Baleares. Urdangarin se enfrentará a las preguntas del juez Castro como sospechoso de montar un entramado societario para desviar fondos públicos del Instituto Nóos, una entidad sin ánimo de lucro que recibió 5,8 millones de euros entre 2004 y 2007 de varias administraciones.

Nóos recibió 5,8 millones de euros de 2004 a 2007 El duque de Palma tendrá que responder en los juzgados a las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía de la Comunidad de Baleares y Manos Limpias de apropiarse supuestamente de ese dinero, pagado a Nóos por la Generalitat valenciana y el Govern balear, que se investiga en una pieza del Palma Arena y que cuenta con una veintena de imputados.

El marido de la infanta Cristina entró en 2003 como administrador de Nóos y al año siguiente ostentó el cargo de presidente, momento en que era gerente su exsocio Diego Torres, quien pasó a dirigir el instituto cuando Urdangarin dejó su presidencia en 2006.

Entramado societario

Según sostiene la Fiscalía, Urdangarin y Torres montaron un entramado de varias empresas, administradas por ellos mismos o sus familiares, para apropiarse de ese dinero, y además encargaron a un bufete barcelonés el traslado de parte de él a paraísos fiscales.

Cuando hablaba de temas de trabajo nunca estaba presente su mujer La Fiscalía afirma que crearon una "estructura societaria" en Belice y Reino Unido que usaron supuestamente para desviar cientos de miles de euros de Nóos, un instituto que, además de los fondos públicos, ingresó entre 2004 y 2008 otros 4,1 millones de euros procedentes de empresas privadas, incluidos clubes de fútbol, aerolíneas o la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

La declaración de Urdangarin se produce después de dos sábados consecutivos de comparecencias de otros imputados en este caso. El pasado sábado declaró exdirector general de Deportes de Baleares José Luis 'Pepote' Ballester, quien fue amigo durante años de Iñaki Urdangarin.

Ballester admitió ante el juez que nunca consideró "desproporcionados" los precios de las facturas del Instituto Nóos, y añadió que cuando Urdangarin "hablaba de temas de trabajo nunca estaba presente su mujer", de la que en ninguna ocasión "se mencionó siquiera su nombre".

'Performance' en la puerta

La Policía había pedido que el duque llegara en coche hasta la misma puerta del juzgado. Para apoyar su petición, hizo entrega al juez de las convocatorias que grupos de izquierdas, estudiantes y republicanos han realizado en internet llamando a manifestarse cuando entre Urdangarin al juzgado.

La Policía apela a la seguridad para pedir que entre en coche Unidad Cívica por la República (UCxR) espera hasta 500 simpatizantes con su causa para recibir al duque de Palma.  Mascaró ha señalado que los jóvenes realizarán una 'performance' satírica en la que llevarán "coronitas" y "realizaran mofa" sobre la Monarquía, pero que en ningún caso respaldarán ningún comportamiento violento o "actitud que se salga del normal comportamiento normal y cívico de las personas".

Después de la declaración, el abogado del duque ha prometido que éste realizará una comunicación pública a los medios, la segunda desde que estallara el escándalo, pues Urdangarin emitió un comunicado para decir que la Casa Real nada tenía que ver con sus negocios.

La infanta permanecerá en Marivent

Durante la declaración de Urdangarin, la infanta Cristina permanecerá en el palacio de Marivent. Al igual que en los últimos meses, doña Cristina no tiene programada para las próximas semanas ninguna actividad oficial en representación de la Familia Real.

Durante 2011, los duques de Palma realizaron tres actividades oficiales con cobertura informativa y cuatro en compañía de otros miembros de la Familia Real, mientras que doña Cristina participó en un total de 21, catorce de ellas en solitario. Unos 350 periodistas de 60 medios nacionales e internacionales están acreditados para cubrir la comparecencia de Urdangarin.