Dinero
Varios billetes de euros. ARCHIVO

El Consejo de ministros aprobará este viernes el proyecto de ley de estabilidad presupuestaria y el plan por el que el Gobierno pretende que los proveedores puedan cobrar "inmediatamente" sus deudas con las administraciones públicas.

El Ejecutivo aprobó el anteproyecto de ley de estabilidad presupuestaria el pasado 13 de enero y ahora culmina este texto para enviarlo al Parlamento.

Este jueves, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, informó de que el proyecto sería aprobado este viernes y recalcó que obligará a todas las administraciones a cumplir los objetivos de déficit público a los que España se comprometa ante sus socios europeos.

El objetivo de este proyecto es que todas las administraciones públicas presenten equilibrio o superávit, es decir, que el déficit no supere el 0,4 % del PIB, y que su deuda no supere el 60 % del PIB.

'Agilidad' en el pago a proveedores

Además de este asunto, el Consejo aprobará el plan que esta semana anunció el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para que los proveedores cobren sus deudas con las administraciones, en especial Comunidades Autónomas y ayuntamientos, y que ascienden a entre 30.000 y 50.000 millones de euros.

Con este nuevo plan para impagos podrían aflorar facturas no reconocidas en la contabilidad

Montoro ya ha explicado que los proveedores podrían cobrar sus facturas directamente en las entidades financieras, a través de un consorcio entre la banca y el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

El Consejo de Ministros detallará este viernes esta nueva fórmula financiera que pretende dar agilidad a los pagos que adeudan tanto las comunidades autónomas como los ayuntamientos y que según Montoro no supondrá un incremento en el déficit público.

No obstante, el ministro ha advertido de que con este nuevo plan para impagos podrían aflorar facturas no reconocidas en la contabilidad, aunque ha estimado que se trataría de una partida muy pequeña.

Pymes y autónomos

El objetivo fundamental es que las pymes y los autónomos puedan tener "inmediatamente" nuevos recursos para movilizar sus negocios y se alivie así el estrangulamiento financiero que acusan.

La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández, ha explicado que el nuevo procedimiento de financiación que facilitará el ICO y los bancos contará con el concurso de "las más importantes entidades y es fundamental para recuperar el espíritu y el ánimo".

La Federación de Autónomos ATA ha apuntado que las deudas de las administraciones con los autónomos ascienden a unos 30.000 millones de euros, mientras que la asociación de constructoras SEOPAN estima, a cierre de 2010, en 22.300 millones la deuda viva del sector público con la construcción.

La patronal de empresarios de Castilla La Mancha, Cecam, cifra en 50.000 millones de euros las deudas contraídas por las administraciones públicas con los empresarios.

Podría incluir una quita

El nuevo plan financiero del Gobierno podría incluir una quita de la cantidad que les adeudan las administraciones públicas a las empresas.

Sólo a aquellos que no figuren en listas de morosos

También el Ejecutivo tiene que concretar si el pago de las deudas se realizará sólo a aquellos proveedores que estén al corriente de sus abonos a la Seguridad Social y no figuren en listas de morosos.

Sobre este aspecto, Cecam piden que se compruebe si el impago a la Seguridad Social del empresario es posterior a la deuda que contrajo la administración con él.

Asimismo, el plan financiero tiene desvelar qué contrapartida tendrán los bancos por adelantar el dinero de la línea ICO.

Según el presidente de ATA, Lorenzo Amor, el autónomo podría ir directamente a una entidad financiera para cobrar, aunque el banco debe verificar primero la deuda contraída por la administración.

Los autónomos -ha explicado esta semana- correrían con los gastos de tramitación de la línea y con los intereses.