La energía electrostática de estos días sorprende a los madrileños

  • El motivo de estas descargas de electricidad estática está en la meteorología: la baja humedad relativa es la culpable de los chispazos.
  • Si exceptuamos las débiles precipitaciones de hace un mes, la región no recibe lluvias intensas desde noviembre.
  • "Este ambiente de presequía se agrava por el anticiclón sobre la Península, que impide la entrada de aire atlántico cargado de agua", explica Emilio Rey.
  • BLOG: 'Capturando la temperie', de Emilio Rey.
Vista de rayos durante una tormenta eléctrica.
Vista de rayos durante una tormenta eléctrica.
Sergey Dolzhenko / EFE

Haz memoria: en los últimos días, ¿cuántas veces has sentido ese molesto chispazo al salir del coche? ¿Cuántos calambres te ha dado tu pareja al besarla? ¿Y notas que tu pelo está extrañamente erizado? No te preocupes, no es un problema de su coche, ni de su pareja ni de su pelo. Pregunta en tu oficina o en tu casa; seguramente le habrá ocurrido lo mismo a muchos de tus conocidos.

El motivo de estas descargas de electricidad estática está en la meteorología: la baja humedad relativa es la culpable de los chispazos.

Si exceptuamos las débiles precipitaciones de hace un mes, la región no recibe lluvias intensas desde noviembre. "Este ambiente de presequía se agrava por el anticiclón situado sobre la Península, que impide la entrada de aire atlántico cargado de agua", explica Emilio Rey, meteorólogo de 20minutos.es.

Todo ello hace bajar la humedad relativa: grosso modo, se trata del porcentaje de vapor de agua presente en una masa de aire. La humedad alta es propia de climas tropicales (provoca sensación de bochorno) y la baja se da en ambientes secos.

En las últimas semanas, Madrid está atravesando un periodo seco. A las 17.00 h de este jueves, la estación de Retiro registraba una humedad relativa del 21%, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las mediciones de días anteriores muestran valores inferiores al 10%.

Estos niveles son perfectos para la acumulación de electricidad estática. "Cuando la humedad baja del 30% o el 40%, se empieza a aumentar la carga estática de las personas y los materiales conductores (metal, agua...)", apunta Rey.

Como un pararrayos

Cuando un coche está circulando se carga por el rozamiento de las ruedas de caucho contra el suelo. Al salir del vehículo y tocar la puerta, la persona actúa como cable conductor: la electricidad del coche se descarga a través del cuerpo y llega hasta el suelo, en un fenómeno similar al del pararrayos. "Cuando damos un calambre a otra persona ocurre lo mismo: al andar nos cargamos por el roce y al tocar a alguien con una carga diferente, la energía se libera".

El ambiente seco continuará, al menos, durante la próxima semana. "No hay lluvias en el horizonte", dice el meteorólogo. Pero no hay que asustarse. Más allá de la molestia, estas descargas son inofensivas para la salud.

Candidato a que te caiga un rayo

"Si se te eriza el pelo y se aproxima una tormenta, huye. Eres un candidato perfecto para que te caiga un rayo", apunta Emilio Rey. Además, para evitar el chispazo en el coche, conviene tocar la puerta antes de pisar el asfalto. En los interiores, es útil colocar un humidificador. Sobre todo, en lugares con ordenadores: "La estática en un cuarto de servidores informáticos puede ser una catástrofe para los aparatos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento