Los estudiantes valencianos debaten frente a Educación sobre los recortes en sus institutos

Beatriz García, de la comisión ejecutiva del Sindicato de Estudiantes, y Carlos Naranjo, coordinador del mismo sindicato.
Beatriz García, de la comisión ejecutiva del Sindicato de Estudiantes, y Carlos Naranjo, coordinador del mismo sindicato.
Kai Foersterling / EFE

El jardín de la Consellería de Educación ha sido este jueves el escenario de una asamblea de estudiantes valencianos en la que, durante cerca de una hora, los jóvenes han expuesto los problemas que sufren sus Institutos de Educación Secundaria y que achacan a los recortes en el sistema educativo.

A las doce de mediodía, alrededor de trescientos jóvenes han comenzado una sentada dentro del recinto de la Conselleria, durante la cual el coordinador del Sindicato de Estudiantes, Carlos Naranjo, ha leído un comunicado y ha asegurado que la lucha "debe continuar con más fuerza".

Posteriormente, alumnos de institutos de Valencia y distintas localidades de la provincia, como Burjassot, Paterna o Xirivella, han denunciado las carencias que tienen sus centros educativos, con profesores que no son sustituidos, ausencia de calefacción o la supresión de algunas asignaturas por no haber suficiente personal docente. Durante las distintas intervenciones, los estudiantes han coreado frases como "todos somos Luis Vives", "Menos Policía, más educación", "Delegada, dimisión" o "Vergüenza me daría ser policía" o "el pueblo unido jamás será vencido".

Tras la asamblea, a la que se han ido sumando estudiantes hasta sobrepasar el medio millar, se ha celebrado una manifestación que ha rodeado por el exterior del recinto de la Consellería de Educación y que ha transcurrido de manera pacífica.

Durante el acto se ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, del jefe superior de Policía de la Comunitat, Antonio Moreno, y de los ministros de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Medidas judiciales

Antes de la asamblea, el coordinador del Sindicato de Estudiantes de la Comunitat Valenciana, Carlos Naranjo, ha anunciado que iniciarán medidas judiciales "contra los responsables" de los incidentes ocurridos en los últimos días durante las protestas estudiantiles y que han sido "pura represión y persecución".

Además, el Sindicato de Estudiantes ha convocado para el próximo 29 de febrero una huelga general y una jornada de lucha "con manifestaciones pacíficas" en todos los centros educativos de España para denunciar los recortes en la Educación. "Es la derecha la que está llevando hacia adelante todos estos ataques contra las condiciones de vida de los hijos de trabajadores y de la clase trabajadora", ha agregado Naranjo.

Por su parte, Beatriz García, miembro de la Ejecutiva del Sindicato de Estudiantes, ha asegurado que la "lucha sigue" por la "indignación social que ha creado la actuación de la policía, fruto de una carga brutal contra los que defendían la educación pública". Según García, hay una "campaña brutal de criminalización de la gente que ha salido a luchar. La represión la ha ejercido la policía para crear un estado de terror en la ciudad de Valencia y lanzar el mensaje de que el que se mueve va a ser reprimido".

"Estamos venciendo el miedo", ha señalado Beatriz García, quien ha agregado que los estudiantes están demostrando que hay "fuerza para parar los ataques y que este es el camino a seguir". La dirigente sindical ha señalado que espera "un paso al frente" por parte de las direcciones sindicales de UGT y CC OO y que "salgan adelante a decir que convocan una huelga general de trabajadores, a la que nosotros nos sumaremos para demostrar la fuerza que tenemos, porque somos la mayoría social". "Esto es una movilización de izquierda y hacemos un llamamiento a la unidad a todas las organizaciones de izquierdas para que tomen la calle" ha señalado García.

Nueva marcha

Ya por la tarde, los estudiantes valencianos volvieron a marchar por las calles del centro de la ciudad contra los recortes y contra la violencia policial. Todo transcurrió sin incidentes de relevancia, sin bien en algunos momentos los jóvenes cortaron el tráfico en varias vías durante la manifestación. No hubo cargas policiales.

Las protestas estudiantiles se centraron en los domicilios del expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, así como, nuevamente, la sede del PPCV.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento