Reserva Hawai coral
La reserva es mayor que la Gran Barrera de Arrecifes de Australia. (AP Photo) AP Photo

Reserva Hawai tortugaEl propio presidente de los Estados Unidos, Gerorge W. Bush, ha oficiado en la Casa Blanca, la ceremonia que convierten e estos parajes naturales en un verdadero santuario marino.

Bush ha prometido que su Gobierno protegerá la reserva, que cubre una superficie de casi 36.000 hectáreas y alberga a más de 7.000 especies marinas, un cuarto de las cuales no existen en otras partes del mundo.

Reserva Hawai focaEntre ellas se incluyen la tortuga verde marina y la foca hawaiana, el único mamífero marino que depende totalmente de los arrecifes para su alimentación.

La más grande del mundo

El archipiélago incluido en la reserva tiene una longitud de más de 2.200 kilómetros y es mayor que la Gran Barrera de Arrecifes de Australia, señaló la Casa Blanca.

"Mostraremos nuestro respeto a la importancia cultural e histórica de esta zona. Crearemos un lugar importante para la investigación y la enseñanza de la forma en que podemos ser buenos guardianes de nuestros océanos y de nuestro ambiente", dijo Bush.

No podrán pasar los barcos

Reserva Hawai peces

La región incluye a la isla de Midway, un punto estratégico durante la Segunda Guerra Mundial, que cuenta con una pista de aterrizaje y se podría utilizar como un centro de investigación, educación y ecoturismo, dijeron fuentes del Gobierno.

"Dentro de los límites del monumento se prohibirá el tránsito no autorizado de barcos, las actividades recreativas o comerciales no autorizadas, la extracción de corales, vida animal, minerales y otros recursos, así como el vertido de desechos", señaló un portavoz de la Casa Blanca.

Lavado de imagen ante los ecologistas

Hasta ahora el Gobierno de Bush ha sido criticado por los grupos de defensa del ambiente que le han reprochado su retirada del Protocolo de Kioto para reducir los gases de efecto invernadero y sus esfuerzos por extraer petróleo en una reserva de Alaska.

Mostraremos nuestro respeto a la importancia cultural e histórica de esta zona

El Gobierno de Bush señaló en su momento que la aplicación de ese protocolo sería demasiado onerosa para la economía de EEUU y propuso su propia iniciativa de reducción de emisiones contaminantes, así como exenciones tributarias como premio a esa reducción e investigación para la inversión y desarrollo de nuevas tecnologías energéticas.

Sin embargo, un portavoz del grupo "Defensa Ambiental", elogió la decisión de la Casa Blanca y señaló que con ella Estados Unidos ha salvado para futuras generaciones una de las regiones más prístinas del mundo".