El río Ebro, a su paso por Tortosa.
El río Ebro, a su paso por Tortosa. ARCHIVO

El Parlament ha aprobado este jueves una moción de ICV-EUiA con los votos en contra del PP que rechaza "cualquier modificación del vigente Plan Hidrológico Nacional (PHN) que pretenda imponer trasvases desde el río Ebro y otros ríos de las cuencas internas de Cataluña".

Tocar el río sería una tonteríaLa moción, que ha tenido el 'sí' de CiU, PSC, ERC y SI -además de los ecosocialistas-, argumenta que este tipo de extracciones de agua son innecesarias y además recalca la situación "vulnerable" de los caudales actuales de los ríos catalanes, especialmente el del último tramo del Ebro.

Pese al amplio apoyo que ha recibido la moción, el debate se ha caracterizado por los reproches, y mientras se ha censurado a CiU por apoyar el trasvase del Ebro que intentó sin éxito el Gobierno Aznar, al tripartito se la ha criticado que en mandato, durante una fuerte sequía, se planteó captaciones de agua del río. La diputada de ICV-EUiA Hortènsia Grau ha defendido que esta moción es imprescindible para advertir al Estado de que no puede volver a plantearse extraer agua del Ebro, después de que el Gobierno anunciara un nuevo PHN.

Meritxell Roigé (CiU) ha recordado que el presidente Mas ya dijo que tocar el río sería una "tontería", y Sergi de los Ríos (ERC) ha alertado de que las intenciones del Estado con el nuevo plan hacen planear de nuevo sobre el Ebro el peligro de su trasvase. La diputada del PSC y alcaldesa de Ulldecona (Tarragona), Núria Ventura, ha defendido que si esta moción era totalmente necesaria es para advertir de la "vulnerabilidad ambiental" del último tramo del Ebro.

PHN consensuado

El trasvase del Ródano es una obra faraónica y una política caducaEl diputado del PP Rafael Luna ha recordado que el nuevo PHN no plantea de forma explícita el trasvase del Ebro, y ha asegurado que el Ministerio de Agricultura lo abordará con "criterios científicos y consensuado" con las comunidades autónomas.

Asimismo, ha reprochado a CiU y al tripartito "falta de coherencia política" ya que, según ha censurado, en el pasado sí contemplaron extracciones de agua del río Ebro y ahora pactan una moción para oponerse.

División con el Ródano

Donde los partidos se han mostrado divididos es con un hipotético trasvase del Ródano, ya que mientras CiU defiende que es una posibilidad a tener en cuenta, los antiguos socios del tripartito -PSC, ICV-EUiA y ERC- se oponen por ser una "obra faraónica y una política caduca". Por este motivo, gracias a los votos de CiU y PP, ha fracasado un punto de la moción que establecía que el Parlament se oponía a que el Estado impusiera a Catalunya "el trasvase de agua de otras cuencas externas".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.