Miles de manifestantes vuelven a protestar frente a la Delegación de Gobierno de Valencia

Fotografía de la cabecera de la manifestación hoy en Valencia contra los recortes en educación y en apoyo al instituto Lluis Vives.
Fotografía de la cabecera de la manifestación hoy en Valencia contra los recortes en educación y en apoyo al instituto Lluis Vives.
MANUEL BRUQUE / EFE

Miles de manifestantes han vuelto a tomar las calles de Valencia este miércoles para reivindicar el derecho a una educación pública de calidad y exigir responsabilidades políticas por la actuación policial en las anteriores protestas.

Tras una pancarta en la que se leía "Som el Poble, no l'enemic" (Somos el pueblo, no el enemigo) la manifestación, encabezada por estudiantes pero secundada en esta ocasión por una veintena de colectivos políticos y sociales, partió del Instituto Lluís Vives a las 18:30 horas y se dirigió hacia la Delegación de Gobierno a través de las calles Xátiva y Colón, que tuvieron que ser cortadas al tráfico.

Las miles de personas que participan han avanzado custodiadas por un pequeño dispositivo de seguridad formado por la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía, cuyos agentes apenas han intervenido en las protestas desde los incidentes registrados el pasado lunes.

La marcha llegó a la Delegación de Gobierno sobre las 19:30 horas, uniéndose a otro grupo de manifestantes que ya se encontraban frente a un edificio vallado y protegido por cuatro furgonetas de la Policía Nacional. Precisamente en la sede gubernamental había producido este martes otra multitudinaria concentración de protesta, motivada por la reunión mantenida entre su titular, Paula Sánchez de León y el representante estudiantil Albert Ordóñez.

Los insultos a la Policía se recrudecieron tras las vallas que protegían a la Delegación. Un hombre, de hecho, intentó saltar las barreras y fue reducido por cuatro agentes policiales.

A la marcha de esta tarde, que se desarrolló sin incidentes y que fue comunicada oficialmente a la Delegación de Gobierno, se unieron representantes de todos los partidos de la oposición al gobierno del Partido Popular. Durante la manifestación se escucharon consignas contra la delegada gubernamental ("¡Sánchez de León, dimisión!") y contra la policía ("¡Nuestras armas, estas son!", "¡Sí a la educación, no a la represión!").

Entre los participantes en la marcha se encontraban Jorge Alarte (PSOE-PSPV), Marga Sanz (EUPV) y Enric Morera (Compromís), aparte de varios representantes de los sindicatos en la Comunidad Valenciana.

También en Alicante y Castellón

La manifestación de Valencia ha sido secundada con sendas protestas en Alicante y Castellón, en las que miles de personas también se han sumado a sus reivindicaciones.

En Alicante, muchos de los participantes vestían prendas de color negro para simbolizar, en tono carnavalesco, "el entierro de la educación pública" e, incluso, algunos de ellos portaban ataúdes.

En Castellón, la concentración convocada en plaza María Agustina de Castellón se ha transformado en una espontánea manifestación que ha recorrido la ciudad con sentada incluida frente al domicilio del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra

La Sindicatura de Greuges recibe 38.000 quejas

Por otro lado, la Sindicatura de Greuges de la Comunitat Valenciana -figura similar al defensor del pueblo- ha iniciado una investigación sobre lo ocurrido durante las protestas estudiantiles iniciadas la semana pasada en Valencia tras recibir más de 38.000 quejas relacionadas con la actuación policial.

La directora del instituto Lluís Vives, Carmina Valiente, ha exigido a la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, que "se depuren responsabilidades" por la "actuación desproporcionada" de la Policía Nacional contra una treintena de alumnos el pasado día 15, día en que se iniciaron las protestas.

El síndico de Agravios (Sindicatura de Greuges), José Cholbi, ha explicado a los medios que la institución ha iniciado una investigación tras recibir 38.000 quejas a través de internet y 500 por escrito, y movida por su "sensibilidad", los acontecimientos y las informaciones que han publicado.

El Síndic se ha reunido este miércoles con la delegada del Gobierno, para "adquirir plena conciencia de los hechos sucedidos estos días", y con la dirección del Lluís Vives, que le ha trasladado lo sucedido de una forma "tremendamente rigurosa, amable, responsable y seria". "Con lo que hemos oído, intentaremos ampliar la información en otros sectores y, una vez recogida, ya tendremos un dictamen profesional para poder pronunciarnos con todo el rigor", ha puntualizado.

La directora del instituto se ha reunido también con la delegada del Gobierno, a la que ha exigido que "se depuren responsabilidades respecto al detonante de toda esta locura", y que Valiente sitúa en la "actuación desproporcionada" de la Policía el pasado miércoles. Los profesores se han comprometido ante la delegada a "trasmitir mensajes de paz, tranquilidad y basados en los valores democráticos, como siempre", ha remarcado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento