El candidato presidencial del partido republicano Rick Santorum
El candidato presidencial del partido republicano Rick Santorum. Craig Lassie / EFE

El candidato republicano Rick Santorum ha cargado contra Barack Obama por obligar a las compañías de seguros médicos a cubrir las pruebas prenatales de las embarazadas. Santorum dice que esta gratuidad fomenta que más mujeres aborten y conlleva una disminución "de la proporción de personas con discapacidad en nuestra sociedad".

Una portavoz del partido de Barak Obama ha calificado de "malinformado" a Santorum, porque dichas pruebas contribuyen a que haya partos sin riesgo para las madres y los bebés.

Los médicos defienden las pruebas prenatales, que ayudan a la atención especializada Las autoridades médicas de EE UU recomiendan que todas las mujeres embarazadas se hagan una analítica y una prueba de ultrasonido que evalúa el riesgo de tener un bebé con un defectos de nacimiento o trastornos genéticos, incluyendo el síndrome de Down. Si una prueba de detección suscita preocupación, una mujer puede optar por realizar más pruebas, como la amniocentesis.

En EE UU, algunas mujeres no quieren hacerse las pruebas, porque ya han decidido que no abortarán. Otras, a pesar de no considerar la opción de un aborto sí quieren realizarse las pruebas para estar emocionalmente preparadas. Los médicos defienden en cualquier caso las pruebas prenatales, en tanto que ayudan a la atención especializada que precisan los bebés con síndrome de Down.

Santorum basa su crítica en varios estudios que demuestran que la gran mayoría de las veces en que la amniocentesis revela el síndrome de Down, las mujeres deciden abortar. Aproximadamente uno de cada 800 bebés nace con síndrome de Down.

Santorum, cuya hija tiene un trastorno genético (Trisomía 18), afirmó en una entrevista con la cadena de televisión CBS el domingo: "Casi el 100% de las mujeres que van a tener niños con trisomía 18 deciden abortar, así que sé lo que estoy hablando".