Mueren dos periodistas extranjeros en un bombardeo en la ciudad siria de Homs

  • La estadounidense Marie Colvin, de Sunday Times, y el fotógrafo francés Rémi Ochlik, de Paris Match, estaban en un edificio en el barrio de Baba Amro.
  • Colvin llevaba más de 30 años en la profesión y había perdido un ojo durante una emboscada en Sri Lanka.
  • Rémi Ochlik había ganado el prestigioso World Press Photo y había ido a Homs por su cuenta, a pesar de las advertencias en contra.
  • Damasco asegura que desconocía la presencia de ambos en la zona y exige a los informadores que "regularicen" su presencia en Siria.
Los periodistas fallecidos: Rémi Ochlik y Marie Colvin.
Los periodistas fallecidos: Rémi Ochlik y Marie Colvin.
Arhtur Edwards/Rémi Ochlik

Una periodista estadounidense y un fotógrafo francés han muerto este miércoles durante un bombardeo sobre el barrio de Baba Amro en la ciudad siria de Homs (centro), mientras que otros tres resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, informaron activistas sirios.

Los informadores fallecidos son la estadounidense Marie Colvin, que trabajaba para el dominical Sunday Times, y el fotógrafo francés Rémi Ochlik, para la revista Paris Match, añadieron las fuentes.

Los heridos, que se encontraban junto a los fallecidos, son la periodista gala del diarioLe FigaroEdith Bouvier, que se encuentra en estado grave, el informador gráfico británico Paul Conroy, el francés William Daniel y un fotógrafo sirio cuya identidad no se especificó.

Al menos tres organizaciones de activistas precisaron que los periodistas se encontraban dentro de un edificio en el barrio de Baba Amro que fue bombardeado por las fuerzas del régimen de Bachar al Asad,, que continúan su ofensiva sobre la zona.

La red opositora Comisión General de la Revolución Siria apuntó que los cadáveres de los dos reporteros fallecidos no han podido ser rescatados todavía de los escombros debido a los intensos bombardeos.

Los Comités de Coordinación Local agregaron que, además de los dos periodistas, 17 personas más perdieron este miércoles la vida en Bab Amro, en Homs, por los ataques del régimen.

Homs, bastión de la oposición ubicado en el centro del país, es objeto desde comienzos de este mes de una gran ofensiva lanzada por el Ejército sirio que ha dejado cientos de muertos, según los grupos opositores, que han alertado sobre la situación humanitaria en la ciudad, que se halla sitiada y sus comunicaciones cortadas. La ciudad se ha convertido en la tumba de cinco de los siete informadores fallecidos en Siria desde que empezó la revuelta.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) informó en El Cairo de que al menos cuatro periodistas habían perdido la vida en Siria desde el inicio de este año, una cifra a la que ahora se suman estos dos últimos casos.

El ministro sirio de Información, Adnan Mahmud, ha asegurado que no tenía constancia de la presencia en Siria de ambos y ha exigido a "todos los informadores extranjeros que han entrado en Siria de manera ilegal recurrir a los centros de extranjería más cercanos para regularizar su situación de acuerdo a la legislación siria".

En este sentido, una fuente del ministerio asegura que los periodistas fallecidos habían entrado de modo ilegal en el país y que en la actualidad el departamento no está facilitando visados a los reporteros extranjeros. Además, el titular de Información señaló que ya ha pedido a las autoridades de Homs que investiguen las consecuencias del fallecimiento de los dos periodistas, así como el estado de los reporteros heridos.

Dos veteranos periodistas

Marie Colvin era una de las reporteras de guerra más reputadas del mundo, y la única periodista de un medio británico que se encontraba actualmente en Homs.

Tuerta desde hace diez años, por la metralla recibida durante una emboscada en Sri Lanka, era una figura muy respetada, que hace solo unos días mandaba su vídeo a la BBC en el que relataba el horror que vive la población de Homs y cómo había visto morir a una niña de dos años durante los ataques a la ciudad. Había cubierto durante más de 30 años conflictos en varias partes del mundo como Chechenia, Kosovo, Sierra Leona y Sri Lanka.

Colvin había estado casada con el corresponsal de El paísJuan Carlos Gumucio.

En el año 2010 Colvin participó en la sede de la prensa británica en un homenaje a los periodistas fallecidos en conflictos de guerra, entonces dijo que la misión de un reportero era "contar los horrores de la guerra con exactitud y sin prejuicios" y que los periodistas que cubrían conflictos "se echaban al hombro una gran responsabilidad y afrontaban decisiones difíciles y a veces pagaban el precio más alto". En su caso, así ha sido.

Rémi Ochlik, nacido en 1983, fotografió en 2008 la guerra en la República Democrática del Congo y la epidemia de cólera y las elecciones presenciales en Haití en 2010.

Ganador del prestigioso premio World Press Photo por su trabajo durante la revolución libia, el fotógrafo había estado en los últimos meses en los países de la Primavera Árabe.

Ochlik había ido el martes a Homs por su cuenta, a pesar de las instrucciones de la revista Paris Match, en la que había publicado recientemente.

El reportero de guerra de Paris Match Alfred de Montesquiou, que estuvo con Ochlik en Siria la semana pasada, contó que la dirección de la revista les había instado a que salieran de Siria, tras haber tenido que huir en circunstancias peligrosas de la ciudad de Zabadani.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento