PSOE e ICV ven "precipitado" que el CSN declare viable modificar la orden que fija el cierre en 2013

El PSOE e ICV coinciden en que es "precipitado" que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), a petición del Ministerio de Industria, haya emitido un informe en el que considera que no existe ningún impedimento para modificar la Orden Ministerial de 2009, que fija el cese de la explotación de Garoña para 2013, sin esperar, a su juicio, al resultado definitivo de los test de estres de las nucleares españolas.
Sala De Control De La Central Nuclear De Garoña (Burgos).
Sala De Control De La Central Nuclear De Garoña (Burgos).
NUCLENOR

El PSOE e ICV coinciden en que es "precipitado" que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), a petición del Ministerio de Industria, haya emitido un informe en el que considera que no existe ningún impedimento para modificar la Orden Ministerial de 2009, que fija el cese de la explotación de Garoña para 2013, sin esperar, a su juicio, al resultado definitivo de los test de estres de las nucleares españolas.

Dicho informe, señala que no ve ningún impedimento "ni desde el punto de vista de la seguridad nuclear ni desde el de la protección radiológica", a la vez que especifica que ha llegado a esta conclusión una vez analizada la experiencia operativa de la instalación y sus resultados en el Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC).

En declaraciones a Europa Press, el secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán, considera "precipitado" adelantar una evaluación particular sobre una central nuclear y, más en concreto en el caso de Garoña, porque todavía no ha concluido todo el proceso de examen al que tiene que ser sometido todo el parque de reactores español.

Así, recuerda que todavía es "pronto" para revocar dicha orden ministerial porque los órganos reguladores de los países de la UE han decidido constituir equipos de comprobación, ajenos a los test de estrés obligatorios tras el desastre de Fukushima, formados por técnicos de distintos países.

"Esto, al margen de la consideración general del cierre de Garoña, para que el sistema de generación eléctrico español dé pasos hacia las tecnologías limpias, sustituyendo a las sucias o peligrosas actuales", avisa Morán.

Celeridad del gobierno

Por su parte, la diputada de ICV Laia Ortiz se muestra "sorprendida" por la celeridad con la que, en primer lugar, el ministro del ramo, José Manuel Soria, avanzó que no había por qué cerrar Garoña, así como la rapidez con la que el CSN ha emitido este informe a petición de dicho departamento ministerial porque todavía no están finalizados los exámenes de estrés.

"Eso ya expresa el sesgo de una política muy pro-nuclear y la falta de imparcialidad. Está desacreditado el proceso de los test de estres porque se presenta este informe sin tener en cuenta los test de estrés, que así parece se hacen de cara a la galería", advierte.

De todas maneras, ha avisado de que este dictamen no representa un "aval", porque al rendimiento de las centrales españolas hay que añadirle los estrictos controles de seguridad que habrá que aplicarles tras Fukushima, en los que, a su juicio, se demostrará que ni son "viables", ni "rentables" las nucleares.

Por otro lado, ha subrayado que, más allá de lo que diga el CSN, Garoña genera un impacto medioambiental "negativo" con la contaminación térmica al río Ebro.

Batería de preguntas parlamentarias

Por otro lado, el diputado de Compromís-Equo, Joan Baldoví, ha registrado esta semana en el Congreso una serie de preguntas, para su respuesta escrita, sobre el cierre de la instalación atómica burgalesa. Por ello, quiere saber cuáles son los planes del Gobierno con respecto al futuro de la nuclear; si tendrá en cuenta en esos planes el accidente de Fukushima; además de saber si se ha planteado mantener su fecha de cierre tal y como estaba decidido.

En este sentido, argumenta que el anterior Gobierno socialista decidió cerrar Garoña, ante el envejecimiento de la central, y los riesgos que esto suponía para el medio ambiente y la salud pública; y teniendo en cuenta que en ningún caso el cierre de esta central supondría el más mínimo riesgo para el abastecimiento energético.

Es más, recuerda que la legalidad de esta decisión fue avalada por sentencia de la Audiencia Nacional y, sin embargo, el ministro de Industria y Energía ha manifestado en varias ocasiones su voluntad de alargar la vida de esta central nuclear. "Recordamos que entre aquella decisión y estas declaraciones se ha producido un grave accidente en una central nuclear gemela de la central nuclear de Garoña, en Fukushima (Japón)", agrega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento