La Policía identifica uno a uno a los manifestantes contra las detenciones de estudiantes acordonados en Zapadores

Agentes de la Policía Nacional están identificando uno a uno a los manifestantes que están concentrados desde primera hora de esta tarde ante el complejo policial de Zapadores en una nueva acción de protesta de colectivos juveniles en la ciudad de Valencia.

Agentes de la Policía Nacional están identificando uno a uno a los manifestantes que están concentrados desde primera hora de esta tarde ante el complejo policial de Zapadores en una nueva acción de protesta de colectivos juveniles en la ciudad de Valencia.

Sobre las 14.30 horas de hoy, un grupo de unos 300 jóvenes ha llegado a las inmediaciones de las instalaciones de Zapadores tras participar en una nueva concentración en el IES Lluís Vives, en protesta por detenciones de jóvenes que se han registrado en diversos actos reivindicativos.

Tras concluir el acto en el instituto, que ha congregado a medio millar de personas, unos 300 jóvenes han continuado la marcha por el barrio de Ruzafa, momento ya en el que se ha producido alguna escena de tensión cuando algunos de los manifestantes han tirado un contenedor.

Al llegar a Zapadores, los jóvenes —que han cantado en todo momento lemas como 'No nos vamos hasta que les suelten' —en referencia a los arrestados—; 'Quién nos protege de la Policía', 'Estas son, ya se ven, las medidas del PP' y 'Vergüenza'— han sido rodeados por un cordón policial.

Además, se han producido nuevos enfrentamientos entre los agentes y los jóvenes e, incluso, algunos de estos han asegurado haber sufrido golpes y contusiones.

Sobre las 16.10 horas, el grupo ha intentado seguir el camino hasta la Ciudad de la Justicia de Valencia —donde se ha llevado a los detenidos ante el juez— pero el cordón policial lo ha impedido.

Seguidamente, los efectivos policiales han comenzado a identificar uno a uno a los asistentes en pequeños grupos de entre cinco y diez personas que van separando del perímetro para comprobar sus datos.

Esto hace que actualmente la situación sea de calma tensa, ya que, cada diez o quince minutos, cuando un grupo es requerido por los agentes arrecian las protestas de los estudiantes.

Algunos de los vecinos de la zona están mostrando su apoyo a los concentrados bajando desde los balcones botellas de agua y refrescos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento