EUPV ha pedido la dimisión "inmediata" de la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, mientras que Compromís le ha solicitado una reunión "urgente" por la actuación policial en la protesta realizada frente al IES Lluis Vives de Valencia.

La portavoz de EUPV en las Corts y coordinadora de la formación de izquierdas, Marga Sanz, en un comunicado, ha asegurado que la delegada del Gobierno "no conoce la Constitución ni el derecho a la manifestación".

Para Sanz, "no se puede ocultar el malestar ante los recortes del Consell a los servicios públicos con represión y conculcando derechos fundamentales, como el derecho a manifestarse". Por este motivo, EUPV pidió ayer que se depuren responsabilidades y hoy ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno.

Además, la síndica de izquierdas ha denunciado que "dos cargos públicos", como son las diputadas de EUPV Esther López Barceló y Marina Albiol, han sido "empujadas" por la policía, quienes "les han impedido el acceso a la concentración".

Para la síndica de EUPV, "estamos ante un caso de una manifestación de menores con quienes la Policía se ha ensañado sin ningún tipo de consideración y sin ningún diálogo".

Por su parte, el portavoz de Compromís en las Corts, Enric Morera, ha enviado una comunicación a la delegada del Gobierno para solicitarle una reunión "urgente". Según Morera, quien ha participado este jueves en la concentración de los estudiantes junto a la portavoz adjunta de Compromís, Mònica Oltra, "la actuación de ayer y también de hoy de la policía no es la más deseable, teniendo en cuenta que se trata de una manifestación pacífica y que son jóvenes y menores de edad sus protagonistas".

Morera quiere hablar personalmente con Sánchez de León, "para expresarle la gran preocupación de Compromís por la reacción violenta y desproporcionada de la policía en la concentración de la IES Lluís Vives". "Pensamos que hay que hablar y hay que depurar responsabilidades como ya ha pedido nuestro diputado en Madrid, Joan Baldoví", ha subrayado.

Comienzo "muy poco acertado"

El portavoz valencianista considera que la nueva delegada "ha tenido un comienzo "muy poco acertado" porque las funciones de la policía "no tienen que ser las de silenciar las protestas contra los malos gobiernos y cargar brutalmente contra niños y jóvenes".

"Actuaciones de esas características hacen que la Policía dé una imagen mala y alejada de lo que tiene que ser y hace que los jóvenes pierdan la confianza en los cuerpos de seguridad, puesto que no se ven protegidos, sino que se ven agredidos", ha lamentado.

Desde Compromís apoyan "el legítimo derecho a protestar". Para Morera, "hace falta que los más jóvenes también expresan su indignación por el lamentable estado de los servicios públicos, por las penosas condiciones en las cuales estudian y contra los recortes".

En su opinión, "lo que no es legítimo son las cargas brutales y las detenciones que se han hecho y, por eso, queremos explicaciones y la depuración de responsabilidades", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.