La Policía Nacional ha detenido a un menor de 17 años, estudiante del IES Lluis Vives de Valencia, cuando secundaba en la calle Xàtiva una protesta contra los recortes en Educación. Frente a esta actuación, profesores que se personaron en el lugar para ver lo que ocurría han decidido denunciar a los agentes que intervinieron al estimar que su actuación no fue la correcta, ya que los alumnos se manifestaban "de forma pacífica, sin lesionar a nadie".

El incidente tuvo lugar sobre las 15.00 horas de este miércoles en la calle Xàtiva de Valencia, frente al IES Lluis Vives. Allí, como solían hacer cada día, los alumnos, tras acabar las horas de clase, se concentraron para protestar contra los recortes. La forma de hacerlo es cortando el tráfico durante unos 10 minutos.

Ayer, nada más comenzar la protesta, agentes de la Policía Nacional se dirigieron a los alumnos que cortaban el tráfico para que se levantasen del suelo y fueran a la acera. Al no hacerlo, detuvieron a un menor, de 17 años, quien —según la versión de la Policía— les escupió y mordió.

Frente a esta versión, la directora del Instituto, la madre del menor y algunos alumnos que consumaron la protesta han indicado que no es cierto que el detenido mordiera a los agentes, puesto que "fue más bien al contrario", ha señalado Lucas, uno de los compañeros. Éste ha relatado que ayer el menor no pudo morder a los agentes porque nada más sentarse, se abalanzaron hacia él unos tres policías, le pusieron boca abajo y le dieron patadas con las botas. Luego le esposaron y se lo llevaron "a empujones" a la furgoneta.

La madre del joven, Lola, quien ha mostrado su indignación "total y absoluta", ha señalado que su hijo "está bien, aunque fastidiado", y ha agregado que tras ser detenido, pasó a Fiscalía de Menores y allí le dejaron en libertad acusado de un delito de atentado contra la autoridad. "Ahora esperaremos a que nos llamen para el juicio", ha agregado.

Por su parte, la directora del instituto ha afirmado que ayer, cuando ocurrieron los hechos, fueron a interesarse por lo ocurrido varios profesores del centro, y los agentes les dijeron que "eran unos instigadores y les echaron la culpa de todo lo que estaba pasando", por lo que han denunciado los hechos. "Los alumnos solo cortaron el tráfico, no hicieron nada más. Los policías les estaban esperando", ha añadido.

Otras reacciones

La Federación Valenciana de Estudiantes-FAAVEM ha denunciado públicamente que no van a tolerar más actuaciones "agresivas y desproporcionadas" contra los estudiantes por defender sus derechos.

La educación publica "no pasa sus mejores momentos", ha dicho la entidad, y ha agregado que cree "muy importante" que la gente reivindique y defienda lo que es justo para su educación y la de las futuras generaciones. Por ello, ha manifestado que es "inadmisible" la "desproporción" en el uso de la fuerza que los agentes de la autoridad han tenido contra este grupo de estudiantes, "agrediendo y golpeando a gente que solamente reivindicaban sus derechos", ha dicho.

Ante esta situación, ha pedido explicaciones a la Delegación del Gobierno y a la Conselleria de Educación por la "carga" que tuvo lugar este miércoles, ya que considera que "los tiempos de agresiones de las autoridades grises pasó hace mucho tiempo".

Por su parte, STEPV-Intersindical Valenciana ha exigido la dimisión de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, por "permitir este abuso policial". También se ha solidarizado con el alumnado del IES Luis Vives.

"No dudamos —ha agregado— que esta agresión responde a una estrategia meditada de desprestigio y criminalización de la enseñanza pública y de la comunidad educativa. Estos días hemos asistido a una campaña difamatoria contra el profesorado, acusándolo de absentista a partir de la falsificación de los datos de bajas de los docentes. La movilización de los centros contra los recortes están haciendo mucho mal al Gobierno valenciano, que está adoptando medidas para desprestigiarnos", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.