El padre de una niña de Sitges amenaza con hacer pasado mañana una huelga de hambre de 24 horas para exigir que su hija siga una escolarización en castellano.

Dice que lo hará en la plaça Sant Jaume de Barcelona, frente a la Generalitat de Catalunya.

Carmelo Gómez, de 45 años, denució "amenazas e insultos" de los padres de la escuela a la que lleva a su hija.

Esta actitud, que "raya lo criminal",  contrasta, según el padre, con la de los responsables de la escuela que le recomendaron que apuntara a su hija en un centro privado.

Según los datos de la Conselleria de Educació, un total de cuatro padres en toda Catalunya han pedido a la Generalitat clases en español para sus hijos.