Cien años velando el Retiro: este lunes se conoce el futuro de cinco de los quioscos del parque

  • Este lunes se conocerá el futuro de cinco de los 11 quioscos del parque.
  • Tras lustros, sus dueños podrían perder la concesión.
Beatriz Pérez, titular del quiosco (centro) con su empleada (izq.) y sus dos hijas.
Beatriz Pérez, titular del quiosco (centro) con su empleada (izq.) y sus dos hijas.
JORGE PARÍS

El parque del Retiro no sería lo mismo sin ellos. Millones de madrileños han parado antes o después en alguno de los 11 quioscos-veladores que desde hace más de un siglo animan la vida del parque más emblemático de la capital pasando de generación en generación. Pero estos negocios, tan populares como el propio estanque, están amenazados.

Por tercera vez desde que comenzaron sus protestas en diciembre, sus propietarios se concentraron el domingo para denunciar el proceso de adjudicación que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Madrid y que califican de "totalmente injusto".

Tasas triplicadas

Los titulares de estos establecimientos centenarios no quieren un trato de favor, pero exigen que las condiciones sean "iguales para todos". Según dicen, el Consistorio ha variado el baremo calificador de las ofertas con una fórmula que prima las posibilidades financieras de los participantes en el concurso y, de entrada, las tasas se han multiplicado por tres. De hecho, este lunes se abrirán las plicas para la adjudicación de los cinco primeros que salen a concurso. A lo largo del año lo harán los seis restantes.

"Si se lo dan a una multinacional se perderá el espíritu del parque, su identidad", dicen los quiosqueros. Y no solo eso, también están en juego hasta 50 empleos directos y otros 200 indirectos.

Han crecido en el negocio familiar

"Empezó con mi tatarabuelo, cochero real". "Jamás nos habían puesto problemas para renovar la concesión hasta ahora. Mi familia es gata, de Carabanchel, y fue nuestro tatarabuelo el que recibió la donación del terreno. Se llamaba Benito y trabajaba en la Corte, era cochero real. Cuando ya no pudo continuar, le dieron el negocio. Así empezó nuestra familia. Luego le relevó Adolfo, el bisabuelo", relata Beatriz, la titular actual. "Mis hijas deberían ser las siguientes, ellas han crecido aquí, es lo que han conocido de toda la vida".

"Por él han pasado cinco generaciones". Las lágrimas asoman a sus ojos cuando piensan que podrían expulsarlos de la que ha sido su casa. "Mi madrina era la que tenía la concesión y de ahí fue pasando de generación en generación, hasta cinco", cuenta Almudena, que es la que a diario se ocupa del negocio, junto con un primo. Propietarios del primer velador que se levantó en el parque –el de la Fuente Egipcia, 1– ni siquiera recuerdan la fecha exacta de la donación. "La reina de España era Isabel II, fue hacia 1840 cuando nos lo dieron".
Mostrar comentarios

Códigos Descuento