Ésta es la idea que baraja el Ayuntamiento tras conocer que los restos arqueológicos no se conjugarán finalmente con la futura estación de Puerta Jerez de la línea 1 del Metro de Sevilla.

Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo analizan la posibilidad de elevar los restos que han quedado al descubierto tras las excavaciones arqueológicas hasta alcanzar la cota actual del pavimento de la calle.

De este modo quedarían a la vista al pasear por San Fernando. «Aún no sabemos si sería posible hacerlo, pero lo estamos estudiando en profundidad», afirma a 20 minutos Emilio Carrillo, delegado de Urbanismo.

Como los restos tienen que ser trasladados por las obras del Metro, el proyecto plantea que, a la hora de colocarlos de nuevo en su lugar de origen, se alcen el máximo permitido; incluso, si fuera viable, desplazarlos un poco hacia la derecha, para dejar una mayor parte de la calzada libre.

Si resuelven finalmente que la idea es factible y legalmente posible, a un lado quedaría la muralla y al otro las vías del Metrocentro, con lo que los coches no volverían a pisar el asfalto de la calle San Fernando. c. ortega