Los representantes de la Junta de Castilla y León y del Gobierno Vasco han acordado incorporar las salinas de Poza de la Sal en Burgos como elemento asociado de la candidatura del espacio salinero de Añana (Álava) a Patrimonio Mundial

Según han informado fuentes de la Junta de Castilla y León en un comunicado recogido por Europa Press, la primera reunión entre responsables de Castilla y León y del País Vasco para colaborar en el patrimonio salinero de ambos territorios es consecuencia del reciente Protocolo General de Colaboración firmado entre el presidente Herrera, y el lehendakari, Patxi López.

El director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz, el viceconsejero de Cultura del Gobierno Vasco, Antonio Rivera, y el director de Patrimonio Cultural del Gobierno Vasco, José Luis Iparraguirre, han mantenido una reunión en el Valle Salado de Añana, en Álava, para afinazar este proyecto de interés común para ambas Comunidades. El alcalde de Poza de la Sal, José Tomás López, y el presidente de la Asociación de Amigos de las salinas de Poza de la Sal, Narciso Padrones, también han participado en la cita de trabajo.

En este marco de colaboración, la Junta de Castilla y León y el Gobierno Vasco han acordado en la reunión mantenida en Álava, que las salinas de Poza de la Sal en Burgos, declaradas Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico en 2001, se incluyan como elemento asociado en el expediente de la candidatura de las salinas de Áñana que ya ha elaborado el Gobierno Vasco para su declaración como Patrimonio de la Humanidad; aunque las salinas de Poza de la Sal no estuvieran dentro del lugar finalmente declarado.

El encuentro constituye la materialización de la primera iniciativa concreta de colaboración institucional en materia de cultura entre los gobiernos de ambas Comunidades Autónomas tras la firma del Protocolo General de Colaboración, el pasado 23 de enero en Valladolid.

Este protocolo otorga un peso específico al patrimonio cultural y a las políticas culturales de ambas Comunidades, y dentro de sus objetivos figura intensificar el trabajo conjunto e iniciar proyectos de colaboración para la conservación y restauración de las antiguas explotaciones salineras.

El protocolo también establece que Castilla y León y el País Vasco sumarán esfuerzos para promocionar y comercializar sus recursos turísticos y para ello se colaborará en el desarrollo de rutas o paquetes turísticos conjuntos y se diseñará una estrategia de comunicación que permitirá dar a conocer los recursos turísticos y culturales de los dos territorios.

Entre las acciones conjuntas acordadas entre ambos Gobiernos para 2012 se encuentra la implementación del expediente con la parte relativa a las salinas de la provincia de Burgos, la visita de todo el equipo de las salinas de Añana y del Gobierno Vasco a las salinas de Poza de la Sal en abril, la propuesta para que se hagan las gestiones oportunas para el hermanamiento de las dos localidades salineras y el estudio de acciones conjuntas de promoción de las dos salinas como, por ejemplo, la entrada única para ambos complejos mediante los oportunos convenios específicos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.