Rajoy: "El objetivo es crecer y crear empleo, el déficit es un instrumento"

Mariano Rajoy, en una imagen de archivo en el Congreso de los Diputados.
Mariano Rajoy, en una imagen de archivo en el Congreso de los Diputados.
EFE/Emilio Naranjo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha puesto las cartas sobre la mesa en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados desde la sesión de investidura en diciembre: "Hay que decir la verdad, este año va a ser malo". El jefe del Ejecutivo ha explicado lo que dio de sí el último Consejo Europeo de Bruselas y ha terminado hablando, casi todo el tiempo, de la situación económica española.

Ha anunciado que en 2012 aumentará el paro, que se contraerá nuestra economía y que el punto de partida para su Gobierno "no puede ser peor", pero ha defendido las reformas que ha puesto en marcha y, sobre todo, la laboral, que aprobará el Consejo de Ministros el próximo viernes. Se propone "recuperar todo el tiempo perdido" para acatar "las reglas del juego".

El objetivo fundamental, ha resaltado Mariano Rajoy, es "crecer y crear empleo"; y el déficit es algo meramente "instrumental" que ayudará a cumplirlo.

El proceso de reformas será continuo a lo largo de toda la legislatura, ha explicado, añadiendo -y lo ha repetido más de una vez- que "Si las previsiones que se manejaban hubieran sido las correctas" no se hubieran necesitado estas reformas. De la laboral no ha dado más detalles que los relativos a su "profundidad", pero sí ha alabado el acuerdo alcanzado por los agentes sociales y la patronal.

Pero ha habido aspectos en los que no ha habido consenso entre los agentes sociales, así que, ha explicado, el Ejecutivo tiene dos opciones: no hacer nada o hacer una reforma "porque es lo que creemos que se tiene que hacer para crear empleo en España". Sobre lo que dijo en Bruselas en privado -y se filtró- de una huelga general, ha recordado que Zapatero también sufrió una: "¿Por qué tengo que pensar yo que soy de mejor condición que el señor Rodríguez Zapatero?".

Los PGE, en solo tres meses

Por otro lado, Rajoy ha aclarado que el Gobierno "va a exigir" a las comunidades autónomas que cumplan sus compromisos. Y sobre los Presupuestos Generales del Estado, que fueron prorrogados por el anterior Gobierno, ha recordado -aludiendo directamente a Alfredo Pérez Rubalcaba- que "la elaboración lleva entre cinco y seis meses, pero vamos a tardar tres". Las cuentas, añadió, estarán en la línea de las previsiones macroeconómicas de la Comisión Europea

Sobre el Consejo Europeo, Rajoy ha dicho que España se ha adelantado al pacto fiscal y que la Ley de estabilidad presupuestaria recientemente aprobada cumple "escrupulosamente" el pacto constitucional con el PSOE. Además, ha explicado que el Consejo aplaudió los esfuerzos de saneamiento presupuestario y estructurales de Italia y España. "Este reconocimiento debe servirnos de acicate", ha dicho.

Asimismo, ha explicado que "es necesario que haya financiación en aquellos países que cumplen con los objetivos fiscales". Según Rajoy, se debe profundizar en el mercado único europeo, "en particular en el de la energía, en el mercado de servicios y  en el digital", y es necesario, ha añadido, "limitar las cargas administrativas de Pymes y pequeñas empresas".

"Retórica, retórica y retórica"

Por su parte, Alfredo Pérez Rubalcaba, recién nombrado secretario general del PSOE, ha negado ante el presidente del Gobierno que hubiera desviación del déficit y ha criticado las reformas del Gobierno. "Estamos ajustando tanto que estamos deprimiendo a la economía. Esa política de ajuste no es mantenible", ha dicho el líder socialista, que ha augurado una "recesión imposible".

En cuanto a Europa, Rubalcaba ha dicho que "todo lo que sea completar la Unión Europea, a los socialistas nos parece bien", antes de lamentar que aunque se hable de tratado de "estabilidad, coordinación y gobernanza",  sobre todo se habla de estabilidad y del resto, casi nada. "Vemos retórica, retórica y retórica. Jerga comunitaria. No se pone un solo euro más, ni un solo esfuerzo", lamentó.

El PSOE, ha anunciado, votará en contra de la ley de estabilidad porque se fija un límite del 0% de déficit para las comunidades autónomas, algo que Rubalcaba que ha considerado "poco realista". Aunque cree que hay decirle a Europa que "es necesario que la velocidad de nuestro ajuste se modere", le ha dicho a Rajoy que contará con su apoyo para que Europa salga "fuerte" de la crisis.

Críticas al déficit

El resto de portavoces también han cuestionado el cumplimiento del objetivo del déficit si Bruselas mantiene la exigencia de cerrar este año en el 4,4% del PIB y Rubalcaba le ha advertido de que mantener los plazos tendría "un coste social imposible de pagar".

El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, ha cuestionado que se pueda ser incluso más riguroso con las autonomías y Rajoy, que ha agradecido su receptividad ante la reforma laboral.

Pese a las críticas a la reforma laboral por parte de Izquierda Plural, Rajoy se ha mostrado convencido de que la ley le gustará a este grupo parlamentario y ha dicho que espera contar con su respaldo. El coordinador general de IU, Cayo Lara, ha advertido de que las manifestaciones en Madrid de empleados públicos pueden ser un preludio de la huelga general.

La portavoz de UPyD, Rosa Díez, le ha instado a defender en la UE los intereses españoles como lo hicieron Felipe González y José María Aznar, y, en la misma línea, el del PNV, Josu Erkoreka, le ha pedido que ejerza en Bruselas de Pepito Grillo para modular las políticas de austeridad.

Rajoy ha criticado el poco realismo de algunas de las críticas, como las procedentes de IU o de Amaiur, pero ha garantizado que no es sectario y que defenderá "cosas justas, como que quien más gane, más pague".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento