Aumenta a 55 el número de víctimas mortales por el terremoto en Filipinas

  • Los equipos de rescate aún no han podido recuperar 29  cuerpos sepultados.
  • Tanto el alcalde como el Ejército han descartado que sigan con vida.
  • Las autoridades prevén que el número oficial de fallecidos aumente a medida que pasen los días, ya que las dificultades de comunicación ralentizan el recuento.
Dodoy Lisondra y su esposa Sherly lloran después de que los servicios de rescate recuperaran el cadáver de su hija en el municipio de La Libertad, en Filipinas. Las autoridades filipinas elevaron a 44 el número de muertos por el terremoto de 6,7 grados en la escala abierta de Richter seguido de fuertes réplicas que afectó a la isla de Negros, en la región central de Filipinas.
Dodoy Lisondra y su esposa Sherly lloran después de que los servicios de rescate recuperaran el cadáver de su hija en el municipio de La Libertad, en Filipinas. Las autoridades filipinas elevaron a 44 el número de muertos por el terremoto de 6,7 grados en la escala abierta de Richter seguido de fuertes réplicas que afectó a la isla de Negros, en la región central de Filipinas.
Dennis M. Sabangan / EFE

Las autoridades filipinas elevaron este miércoles a 55 el número de muertos en el terremoto de 6,7 grados en la escala abierta de Richter que afectó el pasado lunes a la isla de Negros, en la región central del archipiélago, según indicaron fuentes oficiales.

Los equipos de rescate aún no han podido recuperar 29 de los cuerpos, sepultados por un alud en el municipio de Guihulngan, pero tanto el alcalde de la localidad, Ernesto Reyes, como el Ejército han descartado que sigan con vida.

Según el último informe del Centro Nacional de Prevención de Desastres, todas las muertes ocurrieron en la provincia de Negros Oriental y fueron causadas en su mayoría por desprendimientos de tierra y edificios derribados por el fuerte temblor.

Los aludes han sepultado cerca de 90 viviendas en los municipios de Guihulngan y la Libertad, en la provincia de Negros Oriental, donde las carreteras han sufrido importantes grietas y ocho puentes han sido dañados.

"El trabajo de los equipos de rescate es muy difícil, no pueden llevar los camiones con víveres y además no hay luz ni agua en los pueblos afectados", declaró a el coronel del Ejército Francisco Patrimonio.

Recuento lento y en ascenso

Las autoridades prevén que el número oficial de fallecidos aumente a medida que pasen los días, ya que las dificultades de comunicación ralentizan el recuento.

El temblor inicial de 6,7 grados tuvo lugar a 19 kilómetros de profundidad y 70 kilómetros al norte de Dumaguete, según los datos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que mide la actividad sísmica en todo el mundo. En cambio, el servicio filipino de Sismología y Vulcanología (Phivolcs) midió una profundidad de apenas 10 kilómetros y la intensidad de 6,9 grados.

Ishamel Narag, responsable de sismología de Phivolcs, declaró a la televisión ABS CBN que el seísmo fue causado por una falla tectónica que había sido localizada entre las islas de Negros y Cebú.

Este organismo ha detectado más de 1.200 réplicas desde el primer temblor, la mayoría muy débiles, aunque la más potente llegó a los 6,2 grados en la tarde del lunes. Las cuatro réplicas más fuertes registradas durante la madrugada oscilaban entre los 4,9 y los 5,3 grados.

Filipinas se asienta sobre el llamado 'Anillo de Fuego del Pacífico', una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento