"En un referéndum en Grecia sobre su salida de la eurozona, los griegos votarían 'sí'"

  • El Gobierno griego y la 'troika' europea (BCE, FMI y UE) apuran las negociaciones sobre el rescate: los helenos deben hacer ajustes si quieren recibir dinero.
  • El préstamo previsto es de 130.000 millones de euros, pero está bloqueado; Grecia tiene que pagar en marzo 14.400 millones de deuda y no tiene dinero.
  • Dos expertos analizan para 20minutos.es las posibilidades que tiene el país.
  • El Gobierno griego y la 'troika' alcanzan un principio de acuerdo.
Un manifestante sostiene una bandera de Grecia frente al Parlamento griego en Atenas.
Un manifestante sostiene una bandera de Grecia frente al Parlamento griego en Atenas.
EFE/Orestis Panagiotou

"Queremos que Grecia siga en el euro". Es la frase con la que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, intentaba calmar en las últimas horas la tensa situación que vive Europa con los helenos. Y, probablemente, la frase que mentalmente se repiten los líderes de la eurozona mientras la troika apura las negociaciones con el primer ministro Lucas Papademos y su Gobierno de coalición.

El Banco Central Europeo, el FMI y la Unión Europea mantienen el bloqueo sobre el próximo préstamo de 130.000 millones de euros a Grecia si esta no ejecuta una serie de ajustes, entre otros, reducir salarios, rebajar el salario mínimo y recortar pensiones y gasto público. Por otro lado, el país heleno negocia la condonación de hasta el 70% de su deuda con los acreedores privados, es decir, los bancos.

Desde el punto de vista económico "no tienen más remedio que aceptar lo que pide la troika", explica a 20minutos.es Xavier Freixas, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Pompeu Fabra. Pero están intentando al estirar los plazos -en teoría, el acuerdo se tenía que cerrar el lunes- para "negociar concisiones interesantes"; si no, la población hará uso del "proceso democrático" para elegir a otros mandatarios.

"Esto está relacionado con la huelga general de hoy", añade. Según un portavoz del principal sindicato del país, GSEE, "un 80 % de los trabajadores del sector privado y un 90 % de los funcionarios" han secundado el paro de este martes. La situación es crítica y la amenaza, "seria": si no hay recortes, ni préstamo ni quita de la deuda, el próximo 20 de marzo Grecia podría entrar en quiebra.

No tiene dinero en caja

Al Ejecutivo griego le toca pagar en marzo 14.400 millones de euros de los más de 360.000 millones que debe. Y no tendrá dinero en caja. Por eso se vuelve a hablar, como hace unos meses, de que Grecia podría acabar abandonando la eurozona. Una comisaria de la UE ya lo ha dejado caer. No es una idea remota, "los estragos son tales que si hoy hubiera un referéndum la gente votaría a favor", según Freixas.

Entrar en el euro tiene "beneficios", ventajas, añade el catedrático, "Grecia los tuvo y ahora ve que tiene que pagar ese crecimiento". De hecho, y aquí apunta que los españoles "tenemos cosas en común" con Grecia, el Gobierno de heleno tendrá que darse cuenta de que "ese crecimiento era artificial, un espejismo, que estaba sustentado en unas bases frágiles", explica.

Si Grecia entra en quiebra las consecuencias para la estabilidad financiera de toda la zona euro serán "enormes", explica. Detrás podrían caer los más débiles, como Italia, Portugal, Irlanda y España; serían "los primeros afectados". Pero Alemania y Francia, que llevan unos días presionando a Grecia para que acepte los acuerdos de la troika, también sufrirían indirectamente.

Sobre todo los bancos franceses, que están en una situación de debilidad importante, ya que son acreedores de Grecia. Y también los alemanes, recuerda a 20minutos.es Federico Steinberg, investigador principal de Economía y Comercio Internacional del Real Instituto Elcano. Alemania y Francia quieren proteger a sus "bonistas", pero también salvar a la eurozona de una situación "sin precedentes", señala.

"Todo esto es nuevo"

Ni Sarkozy ni Merkel saben lo que va a ocurrir, "todo esto es nuevo", dice Steinberg. Aunque si Grecia no paga lo que debe, a los helenos se les abriría una puerta: ya no tendrían deudas. ¿Y qué pasa con ese dinero? "Hay bonistas que han comprado seguros de impago y cobrarán igual", dice Steinberg, por eso los hay que "prefieren" que Grecia no pague; otros no tendrán la misma suerte.

Según los conservadores Nueva Democracia, que forman parte del Gobierno griego, las exigencias de la troika dejarán al país en la ruina. "Solo quieren llegar al poder, los salarios hay que bajarlos", apunta Steinberg, "ellos son los responsables del agujero". Para el catedrático, el momento de negociar es el actual, ya que Papademos tiene buenas relaciones con las instituciones europeas. Aun así, haya o no haya rescate, la mala situación de los ciudadanos "irá a más".

De momento, hay acuerdos parciales: el Gobierno griego reducirá 15.000 plazas de funcionarios hasta el final de 2012 y, además, la Comisión Europea extenderá hasta el próximo 30 de junio el régimen especial de asistencia a las instituciones financieras de Grecia aprobado con motivo de la crisis. Este martes, todos trabajan en un documento final, que se discutitrá a última hora del día y que Grecia debería llevar el miércoles a la reunión del Eurogrupo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento