ACTA
Manifestación contra el ACTA en Suecia, país donde también se prevé la ratificación del tratado. Fredrik Persson / EFE

El primer ministro polaco, Donald Tusk, anunció el lunes que la ratificación del acuerdo comercial antipiratería (ACTA) se producirá sólo cuando se aclaren todos los interrogantes que la norma ha generado, y reconoció ante los internautas el error de haber suscrito el pacto sin un debate público previo.

Tusk hizo estas declaraciones tras numerosas manifestaciones en protesta por la firma del ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement, según sus siglas en inglés) y constantes ataques contra sitios web gubernamentales para denunciar una norma que para muchos usuarios supone un ataque contra la libertad en Internet.

El ACTA sólo se ratificará cuando se aclaren todos los interrogantes que la norma ha generado

De hecho, Polonia ha sido el país europeo donde las protestas contra el ACTA han sido más numerosas, con movilizaciones masivas de jóvenes, políticos e intelectuales en la mayoría de grandes ciudades del país.

En un encuentro mantenido con representantes del mundo artístico, organizaciones no gubernamentales, internautas y blogueros, el primer ministro polaco admitió que había sido un error no haber abierto un debate público sobre "un tema tan sensible", e incluso reconoció cierta "arrogancia" en cómo el Ejecutivo ha manejado la cuestión.

Sin embargo Donald Tusk afirmó que Polonia no dará marcha atrás y mantuvo su compromiso con el ACTA, aunque dijo que el texto se revisará para determinar si realmente puede menoscabar la libertad en Internet, tal y como sostienen los internautas polacos, gran parte de la oposición parlamentaria e incluso algunos colectivos de artistas.

El acuerdo se firmó hace una semana en Japón, pero para entrar en vigor tendrá antes que ser aprobado por el Parlamento polaco, algo que podría retrasarse si se determina que es incompatible con la legislación nacional polaca.

El Gobierno de la República Checa, país de la Unión Europea (UE) que se adhirió al acuerdo internacional ACTA contra la vulneración de los derechos de autor en internet, anunció también el lunes que paralizará el proceso de ratificación hasta analizar mejor el texto y su impacto "en el libre acceso a la información".

El primer ministro conservador, Petr Necas, informó hoy de que "es necesario todavía analizar a conciencia el documento", según una declaración difundida en la página digital del Ejecutivo. "En ningún caso podría el Gobierno admitir una situación donde las libertades cívicas y el libre acceso a la información se viera amenazada", indicó Necas.