Cayo Lara
El coordinador general de IU, Cayo Lara, durante su intervención en la sede de su partido. Sergio Barrenechea / EFE

La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional ha identificado las direcciones IP desde las que supuestamente se hackeó la web de IU en Sevilla, se usurpó el mail de la campaña electoral de IU y se suplantó la identidad de Cayo Lara, el coordinador federal del partido.

Dirigentes de IU pusieron tres denuncias en abril de 2011 ante la Policía por el hackeo de su web y de sus correos La BIT identifica dos direcciones IP, de dos líneas dadas de alta en dos domicilios de Arganda del Rey (Madrid). En uno de ellos vive la diputada autonómica Libertad Martínez y su marido Juan Berga Monge, empresario y exdirigente de IU. En el otro reside José María Luque Guerrero, socio de la Asociación de Internautas y hasta 2008 responsable de la comisión de seguridad de esta asociación, según ha explicado a 20 minutos el presidente de la misma, Víctor Domingo.

Berga y Luque están imputados desde septiembre y fueron llamados a declarar el 5 de octubre por el Juzgado número 30 de Madrid. El caso de Libertad Martínez es distinto, ya que es diputada y por tanto aforada. El magistrado ya pidió a la Asamblea de Madrid que certificara que Martínez es parlamentaria. La Cámara ya lo hizo. Si se siguen las diligencias y se la imputa, el caso pasaría al Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Dirigentes de IU pusieron tres denuncias en abril de 2011 ante la Policía por el hackeo de su web y de sus correos. En la primera, el secretario de Política Electoral de IU y coordinador de la campaña que se iba a celebrar en mayo, Ramón Luque, denunció que se había usurpado el mail de la campaña electoral y se había hackeado la web de IU en Sevilla. En la segunda, el secretario de Organización de IU, Miguel Reneses, denunció que alguien se había introducido en su correo y se había hecho pasar por Cayo Lara enviando mensajes falsos.

La tercera la puso el representante de IU Los Verdes Andalucía, José Antonio Salido, para denunciar "ataques informáticos en su web oficial por personas desconocidas". Tras las tres denuncias, la BIT se puso a trabajar. En el informe que elevó al juez, y al que ha tenido acceso este diario, se explica que se utilizaron "multitud de ‘proxies’ (ordenadores intermedios) con el fin de ocultar la dirección IP real del ataque".

Berga se defiende

Otro informe del 30 de junio elevado al juez indica que las dos direcciones IP de las que habían salido supuestamente los ataques eran los domicilios de la diputada y su esposo y del socio de la asociación de internautas. La BIT solo identifica las líneas desde donde se pudo producir el hackeo, no quien lo realizó.

Juan Berga ha negado todas las acusaciones, aunque ha reconocido que ya ha declarado ante el juez. Asegura que ha denunciado a Miguel Reneses. También afirma que muchas de las pruebas están basadas en falsificación de documentos, "falsas inexactitudes" y manipulación de pruebas. Berga señala que ya ha informado al juez de todas estas irregularidades. Este diario, por su parte, ha podido constatar la veracidad de los informes del Grupo de Seguridad Lógica de la BIT.

En un escrito que envió a Cayo Lara, la diputada Libertad Martínez se defendió de las acusaciones asegurando que es "víctima de un acoso personal y político por parte de Miguel Reneses", recordando que Reneses está imputado por acoso sexual. "Se me formulan acusaciones e imputaciones radicalmente falsas, construidas torciteramente, empleando para ello artimañas de dudosa legalidad y completamente amorales". Libertad Martínez fue responsable electoral de Izquierda Unida Madrid en los comicios de mayo.