Bachar El Asad
Fotografía cedida por la agencia oficial de noticias SANA en la que se ve al presidente sirio Bachar El Asad (centro), rezando en la mezquita de Damasco, Siria, el pasado domingo. EFE/SANA

Al menos 50 personas han muerto como consecuencia de los bombardeos efectuados esta pasada madrugada por el Ejército del régimen de Bachar al Asad contra varios distritos de la ciudad de Homs, en el oeste, según informó el órgano opositor Consejo Nacional Sirio.

"El recuento que hemos recibido de varios activistas de Homs desde que comenzó el bombardeo de la artillería, hacia las seis de la mañana, es de 50 muertos, en su mayoría civiles", declaró a Reuters una miembro del Consejo, Catherine al Talli.

"El régimen está actuando como si fuera inmune a cualquier participación internacional y tuviera libertad para ejercer la violencia contra el pueblo", añadió.

Poco antes, fuentes opositoras aseguraron que el asalto había comenzado poco después de las dos de la madrugada (una de la madrugada en España) en los distritos de Baba Amro, Bayada, Bab Dreib y Jalidiya y que las fuerzas del presidente Al Assad habían utilizado múltiples lanzaderas de cohetes.

"Ha sido el bombardeo más violento de los últimos días", declaró un activista que había contactado con algunos vecinos. Homs fue escenario de una sangrienta ofensiva del Ejército sirio el pasado viernes, con más de 300 fallecidos y 1.300 heridos.

Según un habitante de la ciudad, Hussein Nader, los ataques de esta madrugada causaron al menos quince muertos y 150 heridos solo en el distrito de Baba Amro. El objetivo de esta ofensiva de las fuerzas del régimen era "expulsar al Ejército Libre de Siria", formado por desertores del Ejército que controlan algunos puntos de la ciudad desde hace meses, explicó.

Por otra parte, fuentes opositoras han informado de que este lunes se han producido bombardeos en Zabadani, una localidad situada al noroeste de Damasco, cerca de la frontera con Líbano, que ha estado varias semanas en poder de las fuerzas enfrentadas al régimen.