Maragall ha manifestado que después de la situación que tuvo que vivir Mariano Rajoy en el mercado de Collblanc (L'Hospitalet) y la calificación de "nazis" que hicieron algunos dirigentes populares a los que participaron e instigaron la cacerolada al dirigente popular  "todos debemos hacer un esfuerzo para poner las cosas en su sitio".

Algunos desde fuera de Cataluña vieron en el Estatut una plaga que nos caía encima

El presidente de la Generalitat afirmó que los "primeros ruidos malos" sobre el Estatut "vinieron" de fuera de Cataluña de los que "veían el Estatut como
una plaga que se nos caía encima" refiriéndose a la campaña que el PP realizó en toda España recogiendo firmas contra el texto estatutario.

"Nos habían convertido en el demonio y creo que eso se ha acabado" manifestó Maragall quien añadió que ha habido "algún rebrote" como el incidente del pasado sábado de Mariano Rajoy en Barcelona.

Ciudadanos desorientados

El referéndum del Estatut fue el tema principal de la entrevista que Carles Francino hizo a Maragall en que reconoció que los ciudadanos catalanes andan desorientados por la campaña que se esta realizando.

"Mucha gente se hace preguntas que no son la pregunta y mi obligación es reconducirlo todo a esta pregunta: sobre si sí o no el Estatut que hemos hecho es lo que conviene a Cataluña. Todo lo demás es lo de menos", afirmó el presidente de la Generalitat.

Yo no cambiaría nada del Estatut que se va a votar el domingo

Maragall comentó que el Estatut que se someterá a consulta popular el próximo domingo es "rotundamente suficiente y yo no cambiaría nada. Recoge las aspiraciones del pueblo catalán".

Igualdad ingenua

No se le puede hacer un traje igual a todo el mundo si uno es más alto, más bajo o más gordito

El presidente catalán hizo una disertación sobre el concepto de igualdad entre comunidades que para él "no consiste en que todo el mundo tenga exactamente lo mismo. Eso es una típica ingenuidad centralista".

Maragall afirmó que "la diferencia" entre el texto aprobado en el Parlament catalán y el que se votará el próximo domingo es que "somos una nación y eso no está en el artículo 1 sinó en el preámbulo cuando denominarse de una manera no confiere derechos".

El líder catalán dijo que buscar un Estatut que les equiparé a los vascos en lo que al concierto económico se refiere "no es la forma adecuada".

NOTICIAS RELACIONADAS: