Iñaki Urdangarin
El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, durante un acto en 2010. EFE

El magistrado del Tribunal Supremo José Ramón Soriano cree que si el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, merece ir a la cárcel "se le mete y ya está". Así se ha referido a la imputación de Urdangarin por un supuesto desvío de fondos de la institución que presidió, el Instituto Nóos, y que está encuadrado en el caso 'Palma Arena'.

En una entrevista con La Nueva España, Soriano también aboga por citar a la infanta Cristina para declarar en la causa que implica a su marido: "Si yo fuera el responsable de esa instrucción, claro que lo haría". Además, asevera que "si formaba parte de unas sociedades, algo sabe", ya que la hija del rey, según el magistrado "no parece una persona tonta".

Para Soriano, la justicia está "bastante deteriorada" y el Consejo General del Poder Judicial "politizado"Soriano, que es el responsable de la instrucción del 'caso Campeón', que investiga al exministro José Blanco, y además forma parte de la sala que juzga a Baltasar Garzón por haberse declarado competente para investigar los crímenes del franquismo, también se pronuncia sobre temas como la situación de la justicia, la gestión de Mariano Rajoy o los altos sueldos de los directivos bancarios.

En relación a esta última cuestión, Soriano cree que los dirigentes de la CAM deberían tener responsabilidad penal por la situación en la que han dejado a la Caja, ya que "ha sido una barbaridad que ha provocado una pérdida de puestos de trabajo y perjuicios para sus clientes". Sin embargo, discrepa con los que piden actuaciones judiciales contra las jubilaciones millonarias de responsables de entidades: "Sería inmoral, pero no es delictivo".

Sobre otros temas, el magistrado dice que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) está "politizado", y que la justicia en sí está "bastante deteriorada". Así, Soriano justifica que los ciudadanos no confíen en el CGPJ o el Tribunal Constitucional, ya que "con el Estatut de Cataluña, Bildu, con los nombramientos (...) ven que estos organismos no tienen autonomía".

Para Soriano, la cadena perpetua revisable anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, "es una tontería", ya que "es como aplicar una condena de treinta años con la 'doctrina Parot'. En lo que concierne a la reforma de la ley del menor anunciada por el Gobierno, el magistrado cree que el Ejecutivo "debe serenarse", dado que "tampoco se puede pisotear al menor". "Estas cosas no hay que analizarlas en caliente", por lo que "no se puede dejar llevar por lo que en un momento dado les pida el cuerpo".