Dudas acerca del suicidio de los presos de Guantánamo

Fuentes del Gobierno de Arabia Saudita, de la Asamblea de Derechos Humanos de ese país y un abogado de prisioneros saudíes en ese centro de detención sospechan que podrían haber sido torturados. Segun informa el diario Clarín, de Buenos Aires, dichas fuentes advirtieron de la dificultad de que un suicidio pase inadvertido en una cárcel en la que los detenidos son vigilados las 24 horas.

Un portavoz del Ministerio del Interior de Arabia Saudita, el vicepresidente de la Asamblea de Derechos Humanos de ese país y uno de los abogados de los presos saudíes en la cárcel de la base estadounidense de Guantánamo, en Cuba, expresaron sus sospechas acerca del supuesto suicidio de tres detenidos informado oficialmente ayer por el Gobierno de Washington.

Según dieron a conocer el Pentágono y el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, tres presos de Guantánamo –dos saudíes y un yemení- habían sido hallados ahorcados en sus celdas el sábado pasado.

"Actos de guerra asimétrica" 

Los reportes oficiales norteamericanos sostienen que, probablemente, los tres actuaroncoordinadamente para protestar por las condiciones de detención en esa cárcel, a la que diversos organismos internacionales y de los propios Estados Unidos han denunciado repetidas veces por violaciones a los derechos humanos.

Portavoces del Pentágono han llegado a afirmar en las últimas horas que los suicidios de los tres presos podían ser considerados "actos de guerra", propios de un conflicto asimétrico, en el que una fuerza menor ataca otra superior.

El Departamento de Defensa de los EEUU nunca ha tomado demasiado en serio los intentos de suicidio que se han sucedido en la base de Guantánamo (de los que, según su propia versión, ha habido 41 entre 25 presos).

En el centro existen en estos momentos 460 detenidos a los que se niega la aplicación de la Convención de Ginebra desde que comenzó a funcionar tras la invasión de Afganistán en 2002.

Los saudís sospechan

El portavoz del Ministerio del Interior saudita, el general de división Mansur al Turku, manifestó a la prensa de su país sus sospechas de que los hombres pueden haber sido torturados, y aseguró que el reino se esforzará por recuperar los cuerpos para darles sepultura.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional saudita para los Derechos Humanos, Mofleh al Qahtani, coincidió en que "es posible que esos condenados hayan sido torturados" y advirtió que como "el campo de detención está fuera del alcalce de los monitores neutrales (...) es fácil acusar a los prisioneros" de suicidio.

Las sospechas son casi idénticas a las "serias dudas" que deslizó Katib Al Shammari, uno de los abogados de los prisioneros sauditas en Guantánamo, quien destacó la dificultad de que un prisionero en Guantánamo pueda suicidarse sin que nadie se dé cuenta en un lugar en el que los reclusos son vigilados las 24 horas del día mediante cámaras.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento