Manneken Pis
La estatua del famoso niño, en Bruselas. WIKIPEDIA / MYRABELLA

La célebre estatuilla del Manneken Pis, una de las atracciones más célebres de Bruselas y que representa a un niño orinando, ha dejado de funcionar por decisión de las autoridades de la ciudad ante las bajas temperaturas que se registran estos días en la capital belga.

El ayuntamiento de Bruselas ha decidido detener cautelarmente el mecanismo hidráulico por el riesgo de congelación de los conductos, una medida que también ha aplicado a otras fuentes de la ciudad, según recogen este viernes los medios belgas.

Es un símbolo de la capital belga junto a la Grand Place o el AtomiumBélgica está registrando temperaturas bajo cero en los últimos días y en el caso de Bruselas las mínimas llegan a alcanzar los -11 grados centígrados.

Ubicado en el centro histórico de la ciudad, el Manneken Pis ("crío que mea", en el antiguo dialecto bruselense) es uno de los símbolos de la capital belga junto a la Grand Place o el Atomium, y atrae cada día a centenares de turistas.

La pequeña estatua de bronce fue esculpida en 1619, aunque según historiadores belgas su origen se remonta al siglo XIV.

Además de agua, la fuente integrada en la estatua expulsa vino o cerveza en ocasiones espaciales como fiestas y celebraciones folclóricas bruselenses.