Derriban 3 fincas en ruina y lo pagarán los dueños

Hay peligro de desprendimiento.
El Ayuntamiento de Alicante ha reclamado a la Conselleria de Bienestar Social que abone los 7.000 euros a que asciende el coste de la demolición de un inmueble en ruinas.

La razón es que la Conselleria era tutora de la dueña de la finca, situada en la calle Trafalgar, 61, que ha fallecido sin dejar herederos.

El Consistorio también insta a los dueños de dos fincas, una en la calle Peligros, 3, y la otra en Cardenal Belluga, 6, al pago de 7.668 y 5.228 euros, respectivamente (es lo que cuesta la demolición), porque presentan riesgo de desprendimiento por deterioro.

Cascotes en la calle

El Consistorio alicantino también obliga al dueño de un inmueble sito en la calle San Roque, 33, a que rehabilite los elementos dañados de su edificio, construido en 1918, del que han caído cascotes a la vía pública.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento