Naciones Unidas declara el fin de la hambruna en Somalia

El Cuerno de África sigue sufriendo las consecuencias de la hambruna que asola la zona. En Somalia, unas 750.000 personas se encuentran en riesgo de muerte y 1.5 millones de niños necesitan ayuda inmediata. En la imagen, desplazados en un centro de distribución de alimentos en Mogadiscio, la capital.
El Cuerno de África sigue sufriendo las consecuencias de la hambruna que asola la zona. En Somalia, unas 750.000 personas se encuentran en riesgo de muerte y 1.5 millones de niños necesitan ayuda inmediata. En la imagen, desplazados en un centro de distribución de alimentos en Mogadiscio, la capital.
EFE/DAI KUROKAWA

La ONU ha declarado el fin de la hambruna en las zonas de Somalia en las que se había declarado el año pasado. A pesar de la mejora en la crisis alimentaria, Naciones Unidas alerta de que 2,3 millones de personas aún viven con dificultades alimentarias, lo que supone el 31% de la población del país.

Según el organismo internacional, la situación de hambre extrema, que duraba ya seis meses y afectaba a seis de las ocho regiones del país, ha podido mejorar gracias a la importante ayuda humanitaria que ha llegado a la zona. Aún así, todavía queda mucho por hacer en un país donde un tercio de la población todavía necesita ayuda urgente.

La crisis humanitaria fue provocado por la sequía que vive un país sin gobierno central y en guerra continua. Se calcula que esta situación alimentaria ha provocado 1,5 millones de desplazados.

La mejoría en el cuerno de África contrasta con la alerta de hambruna que recientemente se lanzó sobre otra región del continente: el Sahel (Níger, Malí, Mauritania, Burkina Faso y Chad). Según Acción contra el Hambre (ACH), esta nueva situación afectaría a diez millones de personas, incluidos un millón de niños.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento