Romney y Trump
Donald Trump (c) saluda al candidato presidencial repúblicano Mitt Romney (d) acompañado por su esposa Ann. MICHAEL NELSON / EFE

Mitt Romney se acomodó este jueves en la plaza de favorito en la carrera republicana a la presidencia de EEUU, al aparecer una encuesta que refleja su amplia ventaja en el estado de Nevada y recibir el respaldo del magnate Donald Trump.

La encuesta, la primera de relevancia divulgada en el estado, llega el mismo día en que Romney arrebató a Gingrich el liderato a nivel nacional en los sondeos semanales que publica Gallup, con un 31% del respaldo frente al 26% del segundo.

"Mitt es duro, listo y agudo. No va a dejar que sigan pasándole cosas malas a este país al que amamos. Así que ve a por ellos, gobernador Romney, puedes hacerlo", dijo Trump en un breve acto junto al precandidato en el hotel de cinco estrellas que posee en Las Vegas, Trump International.

Romney se mostró "honrado y encantado" de lograr su favor y pidió también el de los votantes de Nevada, a quienes prometió revertir el acuciante problema de desempleo que sufre el estado.

Millonarios ambos

El magnate de las inmobiliarias se decidió así por respaldar a un candidato emprendedor y millonario a su imagen y semejanza, al que describe como alguien "cálido y comprometido" en privado, pese a la imagen fría que pueda dar en público.

"Suelen acusarle de cambiar sus opiniones, o de ser 'una veleta', pero a lo largo de mi vida he visto a mucha gente que no cambia y ésos suelen quedarse atrás", escribió Trump sobre Romney en su último libro, "Time to Get Tough".