Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido este jueves a un joven de 22 años acusado de malos tratos a su mujer, así como de amenazar y apuntar con un arma a los policías que acudieron a detenerlo.

Los hechos se iniciaron como consecuencia de una llamada recibida en la Sala del 091, en la que el Servicio de Emergencias 112 de Extremadura pedía "apoyo para los servicios sanitarios que pretendían asistir a un individuo al parecer con problemas mentales" y que se mostraba "sumamente agresivo".

Al llegar los policías al lugar, la mujer de este individuo les asegura que su compañero "le ha amenazado de muerte" y explica que también se había requerido la presencia de los servicios médicos para asistir a esta persona, pero no lo habían conseguido hasta el momento porque se encontraba en el balcón de la vivienda y les estaba amenazando con un arma.

Ante esta situación, los agentes localizan al hermano de este joven, quien les asegura que su hermano padece una enfermedad mental y que posee armas en el domicilio.

En ese momento los policías se dirigen al domicilio y cuando están llegando escuchan "amenazas a grandes voces", y al pedirle a este joven que abra la puerta, en un primer momento se niega pero luego la abre y apunta a un agente con un arma, hasta que se interpone entre ambos el hermano del agresor, y los agentes aprovechan para reducirlo, inmovilizarlo y detenerlo.

Una vez reducido, los agentes encontraron en el domicilio "numerosas armas simuladas", como varias pistolas, varios subfusiles, un revolver, y varios cuchillos de grandes dimensiones.

El detenido que responde a las iniciales de A.M.V.G, de 22 años, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial, acusados de los delitos de malos tratos, resistencia y desobediencia y amenazas graves, y el juez decretó que fuera trasladado a una Unidad de Psiquiatría para ser reconocido y asistido.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.