El consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, ha destacado este jueves que la compañía ha invertido alrededor de 1.750 millones de euros en Baleares durante los últimos cinco años. Además, ha remarcado el interés de la empresa por "seguir invirtiendo" para, entre otros objetivos, mejorar la calidad del servicio y disminuir las emisiones medioambientales.

Durante la conferencia 'Desafíos del sector energético' que ha impartido en la Cámara de Comercio de Mallorca, Brentan ha avanzado algunos de los próximos proyectos de la eléctrica como la instalación de una turbina de gas en Ibiza, de 25 megawatios, algo que esperan que se realice el próximo verano. Asimismo, ha apuntado que tienen una "cartera amplia de proyectos" que todavía no están en marcha, puesto que se encuentran en tramitación.

En este sentido, ha indicado que éstos dependerán de "la senda del aumento de la demanda". No obstante, ha avanzado algunos como el coche eléctrico, el alumbrado público de alta eficiencia -que consigue un ahorro hasta del 60%- o los puertos verdes. Además, ha remarcado la intención de instalar este año alrededor de 120 contadores eléctricos en las islas, un aparato "telegestionado" cuya instalación comenzó en Baleares el 2011.

"Estamos dispuestos a invertir en Baleares en la mejora de la calidad, de las emisiones, de la seguridad de suministro... La manera es seguir siendo siempre más cercanos desde las instituciones hasta los clientes y la sociedad", ha señalado el consejero delegado, que también ha lanzado una propuesta de pacto al Govern, "un pacto para el crecimiento, que tendría un valor de crecimiento de empleo y de modernización de la red".

Brentan ha explicado que el reto del sector eléctrico es maximizar tres variables como son la seguridad del suministro, la sostenibilidad medioambiental y la competitividad. No obstante, según ha reconocido, maximizar estas variables a la vez "no es tan fácil" y, en muchos casos, "a menores emisiones corresponden mayores costes y menor competitividad".

Situación crítica del sector

En este sentido, ha apuntado que España ha querido alcanzar grandes niveles de sostenibilidad "pero como si la relación con los costes no existiera" y, por ello, "ahora el sector está en una situación crítica". Por estos motivos, ha considerado que el "cuarto reto" a tener en cuenta es la sostenibilidad de las entidades que invierten en este sector.

En relación a las islas, ha subrayado que también desde el punto de vista energético son "entidades aisladas" por lo que se deben "mantener márgenes de reserva más altas de lo que sería regiones más amplias".

No obstante, ha añadido que las islas han "avanzado muy rápidamente" de manera que han realizado un "recorrido muy positivo" y están "menos aisladas". En este sentido, ha apuntado que desde el 2009 tienen una interconexión de gas natural con la Península, lo que "va en la dirección de los tres criterios". 20%

De energía eléctrica

Asimismo, ha señalado que, de esta manera, Baleares tiene con estas interconexiones el 20% de la energía eléctrica de la comunidad, algo "paradójico", según ha admitido, puesto que en la Península únicamente hay una interconexión del 7 por ciento.

En cuanto a generación en la comunidad, Brentan ha hecho hincapié en que la posición de Endesa es de "absoluto liderazgo" y que durante los últimos cinco años ha puesto en marcha diez nuevos grupos de generación, "con un total de algo más de 500 megawatios". "Con la interconexión y la demanda que no crece mucho puede que se ralentice la necesidad de nuevas instalaciones, pero queremos estar siempre en posición de proponer los mejores proyectos".

En relación a la distribución, que se trata de un sector regulado pero no libre, "por eficiencia de la economía es monopolio natural". "Endesa es la que tiene el mandato de hacer la distribución en Baleares, creo que es un criterio que se tiene que mantener por razones legales y de eficiencia".

Brentan, quien ha apostado por que Endesa esté más "cercana a Baleares, al territorio, la administración, los clientes y las empresas", ha hecho hincapié también en que se debe "inyectar una mayor racionalidad económica" y en, "para salir de la situación crítica del sector", "repartir una parte del sobrecoste -de las renovables- con otros sectores mediante esquemas como el del céntimo verde".

Además, el "complemento" a todo esto sería un aumento de tarifas "para que se cumpla la ecuación costes/ingresos". "Necesitamos un aumento de tarifa" puesto que éstas no han incrementado "prácticamente" desde el año 1998 y ya que, "si se hubiesen hecho para déficit cero se hubiesen incrementado sobre un 10 por ciento".

En este sentido, ha apuntado que, según las estadísticas del 2010 sobre la familia media, el impacto energético sobre el total de sus costes es del 2,5%, esto es, 1,71 euros por día.