La alcaldesa de Huesca, Ana Alós, ha insistido en que con voluntad política hubiera sido posible paralizar el proceso de expropiación del Polígono 32 durante el mandato del socialista Fernando Elboj.

El Ayuntamiento ha decidido finalmente recurrir el auto del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) que le obliga a pagar 4,3 millones a la propiedad de un terreno del Polígono 32, próximo a San Jorge, como justiprecio por la expropiación. También la propiedad, por su parte, ha decidido recurrir.

Ahora, la intención del Ayuntamiento sigue siendo consignar el principal montante de la deuda, 2,6 millones, para paralizar el aumento de intereses y cumplir con "responsabilidad" en este asunto, independientemente del proceso judicial, que a base de recursos, va a continuar.

La alcaldesa ha dicho esta tarde en rueda de prensa que "la otra parte, en conversaciones mantenidas con ellos, han confirmado que van a recurrir en reposición, van a pedir la ejecución provisional de sentencia, es decir que aunque no hubiéramos recurrido nosotros, nos hubiéramos visto en la situación de continuar con el procedimiento judicial. Dentro de la ejecución de esta sentencia, el escenario en el que nos encontramos era de los malos el menos malo, pero en el proceso de recurso todo es susceptible de empeorar".

Alós ha asegurado que desde el año 2000, la propiedad del terreno y Alcaldía mantuvieron reuniones y conversaciones para llegar a un acuerdo favorable para ambas partes. El acuerdo pasaba por la cesión del terreno al Consistorio a cambio de derechos urbanísticos y si hubiera llegado, se hubiera paralizado el proceso de expropiación cuyas consecuencias se conocen ahora, según la alcaldesa.

Además, ha dicho que "había voluntad por parte de la propiedad para suscribir ese acuerdo, pero no voluntad política" y ha añadido que los grupos de la oposición no tuvieron conocimiento de esas propuestas de acuerdo urbanístico en ninguna comisión.

Consulta aquí más noticias de Huesca.