El Gobierno de María Dolores de Cospedal transfirió este miércoles 10,6 millones de euros a la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) para abonar las nóminas de enero al personal de la institución académica, así como para hacer frente al resto de gastos.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, en declaraciones a Europa Press, quien ha asegurado que la UCLM "siempre" va a tener el compromiso de financiación por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, pero, ha dicho, se le exigirá el mismo esfuerzo que está haciendo la Junta.

Para garantizar el futuro de la Universidad castellano-manchega es necesario establecer un marco financiero "transparente, suficiente y estable" a través de un contrato-programa que refleje el esfuerzo solidario, es decir, "si la Junta tiene que hacer un esfuerzo de un 30 por ciento, la Universidad tiene que ser corresponsable con ese esfuerzo", ha señalado Marín.

Según ha apuntado el consejero, la UCLM tendrá que hacer un plan en cuatro años que le permita adecuar ingresos y gastos. "La mejor cátedra es la de un gasto racional y justificado y yo creo que el nuevo rector está en consonancia" con esta idea.

Críticas a barreda

Marín ha asegurado que la "inestabilidad financiera" existente en la UCLM ha sido causada por la "negligencia" del Gobierno de José María Barreda y ha indicado que el expresidente socialista "no creyó" en la Universidad porque a partir de diciembre de 2010 dejó que "muriera" por "inanición".

Ha explicado que desde diciembre de 2010 hasta que perdió las elecciones, Barreda no pagó ninguna nómina a la UCLM, —cuya financiación corresponde en un 70 por ciento al Gobierno regional—, con lo cual, ha aseverado, el expresidente "era consciente de que estaba haciendo explotar por los aires" la institución académica.

La Universidad fue pagando de sus propios fondos todos esos meses que no recibía transferencias del Gobierno regional, hasta que se le agotaron. "Nos dejaron una bomba de relojería" y para evitar que explotara cada mes, la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, les ha abonado un total de 60 millones desde el inicio de la legislatura. Actualmente, la Junta adeuda algo más de 100 millones de euros a la Universidad.

Marín también ha desvelado que el Consejo de Gobierno celebrado el 18 de enero de 2011 decidió reducir en un 20 por ciento la financiación anual a la UCLM. Ya en los presupuestos de 2011, ha criticado el consejero, Barreda redujo en un 9 por ciento el presupuesto de la Universidad, pasando de 165 a 156 millones.

Consulta aquí más noticias de Toledo.