La concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Arahal (Sevilla), la socialista María José Borrego, el jefe del Cuerpo de Policía Local, Antonio Brenes, y una trabajadora del propio Consistorio han prestado finalmente declaración ante el Juzgado de Instrucción número uno de Marchena, en el marco de una investigación promovida por el Grupo de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía a cuenta de supuestas irregularidades en un informe de arraigo emitido en favor de un súbdito marroquí.

El alcalde de Arahal, Miguel Ángel Márquez (IU-CA), ha informado a Europa Press de que, en principio, todos ellos prestaron declaración "como imputados" ante la citada instancia judicial el pasado 26 de enero, quedando posteriormente en plena libertad pero sin que hayan sido retirados los cargos que pesaban contra ellos. Este miércoles, según el primer edil, había sido citado también a declarar el súbdito marroquí por cuyo informe de arraigo nacieron estas diligencias, si bien nuevamente no habría comparecido.

La concejal, el jefe de Policía Local y la mencionada trabajadora, como se recordará, habían sido detenidos y posteriormente puestos en libertad con cargos por el Grupo de Extranjería del Cuerpo Nacional de Policía, siempre en el marco de esta investigación.

Sobre el caso, el Gobierno municipal defiende que "la tramitación del correspondiente expediente se ha seguido según las pautas y el modelo de arraigo social establecido para estos casos, y con el asesoramiento de los servicios jurídicos del programa de Acción Social con Inmigrantes de la Diputación Provincial de Sevilla, siendo este Ayuntamiento mero colaborador en la tramitación de estos expedientes y no siendo éstos vinculantes".

El Gobierno municipal, así, ha manifestado su "apoyo y confianza" a los trabajadores municipales, defendiendo "la honestidad personal y la honradez política probada por la delegada de Bienestar Social del Ayuntamiento de Arahal en su labor diaria".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.