El Ayuntamiento de Aspe (Alicante) ha aprobado, con los votos de PSOE y EU y la abstención del PP, una moción en el pleno del pasado 25 de enero en la que se reclama a la Generalitat valenciana que "abone los 100.000 euros de deuda que mantiene la Conselleria de Educación con los colegios públicos, más lo que adeuda a un centro concertado ubicado en la localidad", según ha informado en un comunicado el consistorio.

El portavoz socialista, David Cerdán, ha señalado que la moción ha sido planteada en defensa del sistema público de educación, a favor de los docentes y en contra de las medidas que impone el Decreto Ley de Medidas Urgentes para la Reducción del Déficit Público.

En el mismo documento también se reclama la aportación que la Generalitat adeuda a las familias en becas y ayudas escolares en material, libros y transportes. Igualmente, insta a la Generalitat valenciana la retirada del decreto ley, el apoyo a todas las movilizaciones sociales a favor de la educación pública, el pago inmediato de todas las ayudas de comedor, libros y transporte, así como de los gastos de funcionamiento de los centros escolares de la Comunitat Valenciana y el reconocimiento expreso de los profesores y docentes de las entidades públicas.

Según las mismas fuentes, el decreto ley se basa en "una batería de medidas que deja en precario los centros educativos públicos y merma las posibilidades de ofrecer una educación de calidad y unas condiciones de trabajo dignas".

Supresión de becas y ayudas

La moción aduce que el decreto ley impone "una reducción de los salarios de los profesores y docentes, además del incremento del IRPF que afecta a todos los ciudadanos y de la disminución de la jornada para el personal laboral con la consiguiente pérdida de derechos". Además, las medidas de la Generalitat también suponen "la supresión de becas de comedor para muchas familias, así como la eliminación de las ayudas para libros y transporte".

"Se sufren otras consecuencias directas del Decreto Ley y de la manera de gobernar del PP autonómico, único responsable y culpable de la situación de crisis y bancarrota de las arcas públicas de la Generalitat valenciana, debido a que se produce el impago de la ayuda de libros y de transporte del actual curso, la desaparición de los bonos libros, así como del impago en los bonos de las escuelas infantiles", ha explicado David Cerdán.

El portavoz socialista ha recordado que son "muchas las inversiones de dinero público de la Generalitat valenciana que han supuesto el despilfarro de millones de euros, como la gestión del Premio Europa de Fórmula 1; la construcción del aeropuerto de Castellón; la construcción de la Ciudad de la Luz; el desarrollo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, o el pago del proyecto de tres torres de edificios abonados a un afamado arquitecto, entre otros".

"Es lamentable que nuestros niños tengan que sufrir las consecuencias de una mala gestión del dinero público que ha realizado el PP desde hace años, descapitalizando y despilfarrando el dinero que los aspenses, los alicantinos y los valencianos pagamos como impuestos", ha finalizado David Cerdán.

Consulta aquí más noticias de Alicante.