El concejal de Cultura, Turismo y Deportes del Ayuntamiento de Málaga, Damián Caneda, ha apostado este jueves por que la capital se convierta en una ciudad de compras que atraiga turistas y por poner en valor sus playas, incorporando una oferta atractiva pero "sin caer en el cutrerío".

Así, ha señalado que Málaga ha crecido en los últimos años de manera considerable en materia turística. Actualmente, con datos de 2011, el número de viajeros extranjeros ha superado al nacional, lo cual no debe tener una lectura negativa sino positiva, ha precisado. "Cada vez somos más internacionales; antes nadie venía a Málaga, se quedaban en la costa, pero ahora nos hemos convertido de verdad en la capital de la Costa del Sol", ha apostillado.

Caneda ha indicado que hoy por hoy Málaga no es una ciudad de compras y ve necesario "quitar el miedo" a los comerciantes para que abran sus comercios los domingos y festivos. "Si abren es porque van a generar negocio, por eso el centro en días de fiesta debe ser un centro comercial abierto e intentar que haya actividades culturales que atraigan", ha manifestado, señalando que esa adecuación lleva un periodo de transición; además de considerar necesario que haya más tiendas y se equilibre la balanza con los bares y restaurantes existentes.

En ello tendrán que ver proyectos como el Soho, al que además de ser un barrio de las artes deben incorporarse grandes firmas comerciales. En este punto, el nuevo edil de Turismo ha apuntado que el centro de la capital debe abrirse y no circunscribirse a calle Larios, calle Granada y los alrededores de la Catedral, sino llegar hasta El Ejido y la Malagueta aprovechando los atractivos de estas zonas como es el caso del muelle 1 y la nueva oferta comercial.

La llegada de cruceros seguirá creciendo en la ciudad, ha precisado Caneda, para quien el trabajo en esta materia pasa por dar a conocer la oferta de la capital antes de que lleguen los cruceristas.

"Tenemos que tener un nombre y que los visitantes sepan de antemano que aquí se pueden quedar porque a la naviera le interesa vender excursiones pero a nosotros que se queden y visiten la ciudad, de la que muchos se van muy sorprendidos", ha manifestado, y ha recordado que antes el porcentaje de cruceristas que llegaban y se iban de la ciudad eran del 95 por ciento, hecho que actualmente no sucede.

Los congresos son también otro segmento importante, de ahí que se vaya a potenciar el Palacio de Ferias y Congresos y se apoyará la realización de pequeñas convenciones en hoteles de la capital. "Si vienen 300 personas a un hotel a un congreso a nosotros nos viene también muy bien", ha señalado.

A juicio del concejal, Málaga es una ciudad turística y necesita de la implicación de todos para seguir creciendo. La cultura y la gastronomía también juegan un papel importante, ha incidido Caneda, quien ha agregado que son dos segmentos que han propiciado un incremento de visitantes.

En este punto el edil ha valorado los cambios que se quieren hacer en la Feria del Centro, así como en el Carnaval, y que los comercios se impliquen y sean también protagonistas. "Hay que mejorar la oferta, ser un sitio donde se pueda venir a comprar, tenemos unos museos muy atractivos, hay que poner en valor el paseo marítimo y las playas. Tenemos mucha capacidad para seguir creciendo", ha apostillado.

Sobre las playas, ha considerado que Málaga no ha explotado ese potencial: "podemos crecer y se pueden hacer actividades, vincularlas con la cultura, nuestro reto no es la masificación pero podemos competir sin complejos con otras ciudades como Madrid o Barcelona".

Deporte y turismo

Caneda ha incidido en la vinculación del turismo con la cultura y los deportes, que quiere aprovechar en su nueva etapa como edil ya que, ha asegurado, suponen un beneficio para la ciudad en materia turística. En este sentido, ha manifestado que atraer eventos como el campeonato de hípica, un partido de la Selección Española de fútbol o el que será el último partido del combinado nacional de baloncesto antes de acudir a los Juegos Olímpicos de Londres son medidas que atraen visitantes y fomentan la actividad turística.

No obstante, ha dejado claro que la ciudad, en la situación de crisis económica actual, no va a apostar por pagar cánones para acoger eventos deportivos a no ser que se encuentre un patrocinador y al Ayuntamiento no le cueste dinero.

Ha puntualizado que el Consistorio ha realizado los acontecimientos deportivos "a pelo, sin la ayuda de la Junta", lo cual también condiciona la celebración de determinados eventos, fundamentalmente los que cuentan con un canon elevado.

Por último, ha incidido en que la Fundación Málaga Turismo saldrá adelante y que hay una "conexión total" con los empresarios para esta iniciativa. Igualmente, sobre la creación de nuevos clubes de producto, ha precisado que "saldrán a demanda". "Los que están trabajando funcionan, estamos en el mercado, nos marcamos una evolución y vamos a competir con cualquier ciudad pero tenemos que aprovechar que somos un destino del sur, con buenas instalaciones y unas temperaturas muy buenas", ha explicado.

Málaga, ha dicho Caneda, debe seguir creciendo y ha puesto como ejemplo mercados como el alemán, el británico y emergentes como el ruso o el nórdico, y a más largo plazo el chino, donde los próximos años serán "de crecimiento brutal". Estos últimos turistas, ha recordado, no buscan la playa pero sí la cultura, y ha apostado por establecer lazos de unión para ampliar la llegada de visitantes.

Consulta aquí más noticias de Málaga.