La ciudad de Málaga acoge desde este jueves la segunda casa infantil Ronald McDonald de España, creada por la fundación del mismo nombre para alojar de forma gratuita a familias con menores que precisan tratamientos médicos de larga duración en cualquiera de los centros de la red hospitalaria de la ciudad.

La residencia se levanta en una parcela de 1.678 metros cuadrados anexa al hospital Materno Infantil, que fue cedida de forma gratuita por la Diputación Provincial mediante un convenio firmado en abril de 2010. La construcción y acondicionamiento de este nuevo "hogar fuera del hogar" ha contado con una inversión de dos millones de euros por parte de la Fundación Ronald McDonald.

La inauguración ha contado con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la delegada del Gobierno andaluz, Remedios Martel; el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y la vicepresidenta tercera y responsable del área de Ciudadanía del ente supramunicipal, Ana Mata.

Asimismo, el presidente de la fundación infantil Ronald McDonald, Ramón Llamazares, ha ejercido de anfitrión del acto, al que también han asistido la presidenta y directora general de McDonald's, Patricia Abril; la presidenta del Consejo de la Casa Ronald McDonald de Málaga, Carolina López, y la actriz y modelo Remedios Cervantes, que ejerce como madrina de esta casa.

"un sueño"

Para Llamazares, con la inauguración de este centro en Málaga se cumple "un sueño" que se inició con el nacimiento de esta fundación, en 1997, "y que no es otro que poder dar un hogar a las familias con niños enfermos y ayudarles a ellos y a sus hijos a sobrellevar una situación complicada".

Abril, por su parte, ha destacado que "en McDonald's mantenemos el firme compromiso de devolver a la sociedad parte de lo que ésta nos da cada día". Para ello, todos los restaurantes de la cadena en España aportan un 0,1 por ciento de las ventas totales diarias a fines sociales tales como las casas Ronald McDonald.

El presidente de la Diputación ha destacado "la comodidad, la cercanía con el centro sanitario y el especial diseño de la casa", al tiempo que ha señalado que el patrimonio de la institución provincial es "propiedad de todos los malagueños" y la cesión de los terrenos es "un gesto de solidaridad, cariño y generosidad de la provincia con los niños".

Por tanto, ha animado a las instituciones de otras provincias de España a que faciliten la llegada de la fundación infantil Ronald McDonald "para que pueda continuar la buena labor que realiza con los más pequeños"; ya que, para Bendodo, "la mejor inversión" que pueden hacer es el cuidado y protección de los niños, que "representan el futuro de todos".

Por último, la vicepresidenta tercera de la administración provincial ha valorado la iniciativa, que a su juicio pone de manifiesto "la solidaridad de la provincia de Málaga con las personas que necesitan ayuda y, sobre todo, con los más pequeños". CARACTERÍSTICAS

Así, la nueva casa infantil de la Fundación Ronald McDonald dispone de una superficie construida de 1.781,50 metros cuadrados, distribuida en dos plantas; y cuenta con 14 habitaciones para recibir hasta a cuatro miembros de una misma familia, tanto de la provincia como de cualquier lugar de España.

Además, el edificio cuenta con sala de juegos infantiles, un aparcamiento con capacidad para 15 coches, lavandería, almacenes, superficies ajardinadas, aseos adaptados para personas discapacitadas y un vestíbulo con ascensor. En cuanto a las habitaciones, tienen todas baño propio y terraza exterior.

Ha sido diseñada por el arquitecto Luis Quintana, de la Ingeniería Organización Técnica de Proyectos, y para su construcción se han empleado materiales, formas y colores que le confieren un ambiente agradable, cálido y hogareño, de forma que las familias puedan compartir sus experiencias con otras en similares circunstancias y fomentar las relaciones.

La Casa Ronald McDonald de Málaga cuenta con un consejo propio constituido por miembros de la Fundación Infantil Ronald McDonald, representantes de hospitales malagueños y otros miembros de la sociedad, como representantes de asociaciones de padres de niños enfermos que estén recibiendo tratamiento en los centros hospitalarios de la zona.

El alojamiento es totalmente gratuito y se financia con donaciones de particulares y empresas, con aportaciones de los clientes, restaurantes y proveedores de McDonald's, así como con el 0,1 por ciento de las ventas anuales de todos los restaurantes de la cadena.

La primera casa infantil Ronald McDonald se abrió en Barcelona, en las proximidades del hospital Vall d'Hebrón. Además de la de Málaga, están previstas otras dos, una en Valencia, en las cercanías del hospital La Fe, y otra en Madrid, en el recinto hospitalario del Niño Jesús.

Consulta aquí más noticias de Málaga.