Viajar este viernes desde Palma a Madrid con vuelta el domingo puede llegar a costar desde 51,80 euros (con el descuento de residente) hasta 610,90 euros (313,90 con la subvención del Gobierno). Por algo más de 300 euros, también se puede ir y volver -no en las mismas fechas- a Chicago o a Bogotá, con algunas ofertas que ha lanzado una compañía aérea esta semana.

Según ha consultado Europa Press en diversas páginas web de diferentes empresas aeronáuticas, los vuelos desde las islas pueden ser incluso más caro que volar a EEUU o Latinoamérica. El conseller de Turismo, Carlos Delgado, ha constatado que desde su departamento, mediante un muestreo realizado entre varias compañías, los precios se han visto incrementadas como consecuencia del cierre de Spanair.

En este sentido, el conseller ha aclarado que la actuación sobre los precios abusivos es competencia de AENA, por lo que ha anunciado que se pedirá su intervención de Fomento para poner frente a esta situación.

"no es normal un vuelo palma-

Madrid por este precio"

Por su parte, el director general de Puertos y Aeropuertos del Govern, Antonio Deudero, ha reconocido que este viernes se trasladará a Madrid para participar en la reunión con Fomento, y ha pagado "algo más de 300 euros" por el billete de avión, ante lo que ha señalado que "no es normal un vuelo Palma-Madrid por ese precio".

Así, según las consultas realizadas, además de las ya citadas, hay compañías que ofrecen sus billetes a 487 euros (sin descuento). También se han encontrado precios a 476,20 euros (236,20 euros con la subvención).

Mientras, desde Menorca -haciendo escala en Mallorca- puede llegar a costar más de 700 euros, la mitad con descuento. El resto de compañías ofrecen vuelos a precios similares -319,35 euros- con descuento de residente, por ejemplo.

Desde Ibiza el vuelo más económico para los residentes (50 por ciento de descuento sobre el precio inicial) cuesta más de 250 euros en aerolíneas de bajo coste. El resto de precios se acercan a los 360 euros (incluida la bonificación del Gobierno para los residentes).