Los resultados de la XIII Asamblea Nacional del BNG celebrada el pasado fin de semana, aunque se han aceptado por parte de todas las sensibilidades como la opción que "democráticamente" ha elegido la militancia, ha abierto la puerta a posibles salidas de la formación frentista fundada en 1982 en la asamblea de A Coruña. Así, colectivos como Esquerda Nacionalista o el Partido Nacionalista Galego (PNG), si bien no son mayoritarios en el frente, ya hablan abiertamente de la posibilidad de dejar el Bloque.

De esta manera, la Mesa Nacional de Esquerda Nacionalista, en cuyas siglas se aglutinan un centenar de militantes con nombres como el del que fue diputado en la Cámara gallega Alberte Xullo Rodríguez Feixóo o su secretario xeral Xosé Chorén, debatirá su continuidad en el BNG el próximo sábado día 11 de febrero.

En torno a estas siglas hay militantes que están vinculados con Máis Galiza, la corriente que lidera Carlos Aymerich, pero no todos forman parte de ella. Por su parte, Chorén —que fue en el número 21 de la candidatura conformada por Máis Galiza, Encontro Irmandiño e independientes y, por lo tanto, forma parte del Consello Nacional del Bloque— sí se unió en su día a la corriente que lidera el todavía portavoz parlamentario del BNG.

En declaraciones a Europa Press, Chorén ha defendido la legitimidad de emprender una "reflexión" sobre los resultados de la asamblea que, a su vez, entiende que son "democráticos". No obstante, reconoce que no se siente "identificado" con el proyecto que ha salido apoyado el pasado domingo y considera "lógico y pertinente" analizar si siguen en el proyecto.

"Vamos a opinar libremente, valorarlo en el conjunto, si seguimos o si tomamos la decisión de salir colectivamente", ha manifestado Xosé Chorén. A partir de esta decisión, ha explicado, se determinarán los contactos con otras sensibilidades como Máis Galiza y Encontro Irmandiño, que también están en periodo de reflexión interna tras los resultados.

Partido nacionalista galego

También el PNG, partido que ha formado parte del "nuevo proyecto por la regeneración y refundación" impulsado por Máis Galiza y Encontro Irmandiño, y que cuenta con un puesto en el Consello Nacional a través de Luis Seara, someterá a debate interno los resultados de la asamblea del pasado fin de semana. A este respecto, ha señalado que la línea política que salió de la asamblea no representa a colectivos como el suyo.

La fecha del debate interno del PNG aún está por determinar pero, según ha confirmado a Europa Press su secretario xeral, Xosé Mosquera, será también en el mes de febrero.

En este caso, el PNG ya había abierto la puerta a dejar el BNG en su asamblea del pasado mes de septiembre, y asegura que "todas las opciones están abiertas" a la hora de establecer comunicación con otras opciones en el caso de que se conforme una alternativa fuera del Bloque.

Debate interno máis galiza y ei

Los periodos de reflexión de estos dos colectivos coinciden también en el tiempo con los debates abiertos en el Encontro Irmandiño y Máis Galiza, que programarán a medio plazo sus respectivas asambleas para decidir su futuro tras el cónclave en el que Alternativa pola Unidade —plataforma auspiciada por la UPG— consiguió sacar adelante sus tesis políticas y obtener la portavocía nacional y la candidatura a la Xunta.

Ambas sensibilidades deberán ahora estudiar su futuro y no descartan acompasar su acción, tras el entendimiento iniciado para esta XIII Asamblea Nacional. También está abierta la posibilidad de constituir una alternativa fuera del BNG, una cuestión que estará a debate en los foros de ambas corrientes.

Paralelamente, el BNG celebra el próxima lunes su Executiva, en la que deberá distribuir las áreas que ocupan sus 15 miembros, además de abordar la sucesión en la portavocía parlamentaria, después de que Carlos Aymerich haya decidido optar por continuar al frente de Máis Galiza. Permanecer en este cargo es incompatible, según los nuevos estatutos del BNG aprobados en la asamblea, con estar al frente del Bloque en el Parlamento.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.