Zumos Palma, sociedad perteneciente a la Corporación Empresarial Pascual, y la entidad holandesa Refresco Iberia han decidido rescindir de mutuo acuerdo el alquiler por esta última compañía de las instalaciones de envasado de la planta de zumos de Palma del Río (Córdoba).

Según informa en una nota el Grupo Leche Pascual, el convenio que ahora termina, firmado hace tres años, ha permitido a Zumos Palma optimizar la capacidad de envasado instalada, manteniendo la propiedad de la planta y, sobre todo, el control de la producción y proceso de exprimido, así como el suministro del material de envasado y el almacenaje del zumo directo.

Sin embargo, en el contexto actual de crisis y ante las circunstancias cambiantes del mercado, ambas partes se han replanteado la continuidad del contrato de alquiler, decidiendo su rescisión voluntaria y amistosa habida cuenta de que las condiciones económicas que se contemplaban inicialmente han quedado desbordadas por las actuales circunstancias de la industria del zumo.

La propiedad del complejo industrial sigue perteneciendo a Zumos Palma quien, con la salida de Refresco Iberia, asumirá ahora en su totalidad el control de las operaciones. El negocio de zumo exprimido continúa siendo estratégico para la Corporación Empresarial Pascual.

Con este objetivo, Zumos Palma ha contratado un equipo de gestión liderado por José Manuel Muriel, antiguo director general de operaciones de la corporación y persona de reconocido prestigio en la gestión de activos industriales, que gestionará la planta, dirigirá la transición hasta la salida efectiva de Refresco Iberia en el mes de junio y estudiará alternativas que optimicen y maximicen las capacidades y el valor de esta planta puntera en el sector alimentario. Muriel, responsable del proyecto y su cabeza visible, ha sido en los últimos años Consejero Delegado del grupo SOS-Cuétara, así como presidente de los grupos Zena, Daorje y Santana Motor.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.