La Policía de la Generalitat valenciana contará, antes de que finalice el año, con los 500 efectivos acordados en el convenio del año 2006 "gracias a la sensibilidad y la predisposición del Gobierno central que ha hecho posible que se desbloquee un convenio que llevaba años bloqueado".

Así lo ha asegurado el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, que se ha reunido con la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, para analizar la reunión mantenida ayer con el director general de la Policía, según ha informado el Consell en un comunicado.

Castellano ha destacado que "en cuatro días se ha avanzado más que en cuatro años", y ha recordado que desde octubre de 2007 no llegaban nuevos efectivos a la Unidad Adscrita ni se habían cubierto las bajas, lo que había hecho que la plantilla de la Policía de la Generalitat se viera reducida a 315 efectivos.

Así, el conseller de Gobernación ha explicado que antes del verano llegarán a la Comunitat Valenciana entre 80 y 90 nuevos efectivos que se sumarán a la plantilla de la Policía de la Generalitat, mientras que en el segundo semestre del año llegarán otros tantos efectivos, de manera que antes de final de año se llegará a los 500 efectivos acordados en el convenio firmado en 2006.

Según el titular de Gobernación, "esto va a permitir que se ponga en marcha la Comisaría de la Policía de la Generalitat de Vall d'Alba, que se encuentra finalizada y amueblada pero sin efectivos, y que va a suponer un gran avance en la seguridad de esta zona".

En este sentido, el conseller ha indicado que, "fruto de este trabajo intenso", se han realizado "importantes avances" en una cuestión tan importante como es la colaboración y cooperación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de manera que la Comisaría de Vall d'Alba contará con una oficina de expedición de DNI de la Policía Nacional, una iniciativa que podrá repetirse en aquellas infraestructuras policiales donde sea necesario, ha asegurado.

Por su parte, Sánchez de León ha destacado el compromiso del Gobierno de ampliar hasta 500 los efectivos de la Unidad Adscrita a la Comunitat Valenciana del Cuerpo Nacional de Policía, tal y como estaba previsto en el convenio firmado en 2006.

Sánchez de León ha señalado que este compromiso "estaba bloqueado" desde octubre de 2007, "pero se ha dado solución, gracias a la sensibilidad del Gobierno de Mariano Rajoy", por lo que, a su juicio, "se ha demostrado que la seguridad es una prioridad al margen de cualquier otro interés", según ha informado la Delegación en un comunicado.

Para la delegada, "decisiones como ésta ponen de manifiesto que "la seguridad es una de las prioridades del Gobierno". Además, según ha añadido, para que esa seguridad se realice "con toda la eficacia" es necesaria "la colaboración absoluta entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policías Autonómica y locales".

"Esa será una de nuestras prioridades" y "con estos nuevos efectivos y con esa colaboración se incrementarán y mejorarán los esfuerzos y los resultados", ha indicado Sánchez de León.

Para llevar cabo la ampliación de efectivos, en breve se pondrá en marcha el Tribunal de Selección on el objetivo de que antes del verano lleguen los primeros 80 o 90 policías a esta unidad autonómica. El compromiso es que durante el segundo semestre se aumente la plantilla hasta alcanzar los 500 efectivos acordados en su momento y que a día de hoy es de 315, al no haberse cubierto las bajas, ni haber incorporado nuevos efectivos desde 2007.

Recursos de inconstitucionalidad

La delegada y el conseller de Gobernación volverán a reunirse el próximo martes para analizar, entre otras cosas, los recursos de inconstitucionalidad planteados por el anterior Gobierno central, la situación de los chiringuitos y las prospecciones petrolíferas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.