Niños en un aula
Imagen de archivo de una profesora dando clase a sus alumnos. Víctor Lerena / EFE

La Comunidad de Madrid no va a contratar durante 2012 personal temporal ni procederá al nombramiento de funcionarios interinos "salvo en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables en los sectores expresamente declarados como prioritarios por la Consejería de Economía y Hacienda".

Así se desprende de la Orden relativa a la gestión de los gastos de personal publicada este jueves en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, en la que se explica que solo con carácter excepcional, y previa autorización de la Dirección General de Presupuestos y Recursos Humanos, se podrá nombrar funcionarios interinos "para la ejecución de programas de carácter temporal o por exceso o acumulación de tareas".

No se realizarán contrataciones para cubrir las ausencias de los delegados sindicalesPor otro lado, en 2012 tampoco no se podrán realizar contrataciones o nombramientos para sustitución de liberados sindicales con presencia en la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos o por acumulación de crédito horario. Esto significa que, si los trabajadores designados para ello consumen las horas de representación sindical, la Administración no tendrá que cubrir sus puestos, por lo que el trabajo se repartirá entre el resto de los empleados públicos de su sección.

En este punto, la excepción es que quede acreditado que la contratación resulta "imprescindible para la prestación del servicio público". Ello necesitará de la emisión del certificado de liberación e inscripción en el Registro de Órganos de Representación del Personal al servicio de la Administración de la Comunidad de Madrid, que será solicitado a la Dirección General de Función Pública por la Dirección General de Presupuestos y Recursos Humanos.

Mismos sueldos

La Orden también hace referencia a las retribuciones de los trabajadores, destacando en primer lugar que las de los altos cargos y las de los miembros del Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid no experimentarán incremento respecto de las vigentes a 31 de diciembre de 2011.

Lo mismo ocurre con los sueldos de los trabajadores públicos, que también quedan congelados aunque conservan sus pagas extraordinarias, que percibirán en los meses de junio y diciembre. El personal laboral del sector público tampoco verá subir sus nóminas, "sin perjuicio del que pudiera derivarse de la consecución de los objetivos asignados" a cada ente "mediante el incremento de la productividad o modificación de los sistemas de organización del trabajo".

Consulta aquí más noticias de Madrid.